Fuera de este mundo

Hace poco fue presentado al mundo un proyecto para hacer un edificio en forma de U invertida, el que sería la obra arquitectónica más larga del mundo. Pero como si esto no fuera lo suficientemente loco y vanguardista, otra firma, la Clouds Architecture Office, acaba de anunciar que se ha propuesto construir un rascacielos futurista al que ha llamado Analemma Tower. El edificio se elevará majestuosamente sobre el suelo porque no tendrá soporte en la Tierra: en realidad —aquí viene una de las cosas más increíbles de esta idea— estará adjunto a un asteroide en el espacio, que será, a la fuerza, puesto en órbita alrededor de la Tierra.


Clouds Architecture Office

 

Con esto, Analemma invertirá el esquema tradicional de edificios basados en la Tierra: el sostén esta vez estará en el espacio. Esto, a su vez, significa que si fueses lo suficientemente pudiente para conseguir un departamento u oficina en esta locura de la ingeniería, tu dirección podría ser cualquier lugar alrededor del planeta. Esto, gracias a que la torre estará suspendida a través de potentes cables desde un asteroide localizado en una “órbita geosincrónica excéntrica”, lo que significa que la estructura estará siempre en movimiento. Los visitantes y residentes viajarán a diario entre los hemisferios norte y sur además de tener ciertas visitas prolongadas lugares donde el edificio móvil se detendrá.


Clouds Architecture Office
 

La propuesta de la firma es construir Analemma en Dubai, donde se ha probado que se pueden erigir edificios altísimos a bajo coste —en promedio, un quinto de lo que los edificios cuestan en Nueva York.


Clouds Architecture Office
 

La órbita de Analemma coincidirá con el periodo de rotación sideral de un día. La posición de la Torre en el cielo trazará un camino en forma de 8, regresando diariamente a la torre al lugar del inicio de su recorrido. Según dijo el diseñador la torre, Ostap Rudakevych, a la CNN, esta sería hecha de materiales ligeros y de larga duración como fibra de carbón y aluminio. Además, se requerirán de importantes avances en la ingeniería de cables para alcanzar la suficiente fuerza para aguantar el coloso. El mismo generaría energía de paneles solares constantemente expuestos a la luz de nuestra estrella. El agua será capturada desde las nubes y las lluvias y será tratada en sistemas locales. La parte más elevada de la torre alcanzaría alturas de 32.000 metros y se espera que alcance velocidades de más de 450 km/h al surcar el cielo.

Pero si ya te ves viviendo dentro del Analemma y te has preguntado cómo harás si quieres ir a la Tierra a visitar a tus familiares y amigos, la firma también ha pensado en eso. Según el diseñador, la idea contempla habilitar drones con amplia capacidad que traerán de ida y vuelta a pasajeros entre la torre y la superficie terrestre, trabajando en conjunto con ascensores electromagnéticos que recorrerán de arriba abajo a esta fantástica columna. Para el arquitecto, construir edificios que nos liberan de la necesidad de vivir en la superficie terrestre nos librará de sufrir de inundaciones, terremotos y tsunamis.

Clouds Architecture Office también trabajó con el Centro de Investigación de la NASA en el desarrollo de un diseño de casa para los futuros colonizadores de Marte llamado Mars Ice Home, una morada recubierta de hielo que protegería a los humanos que la habiten de la radiación.


Clouds Architecture Office


Daniel Meza
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.