El mapa de todos los cables submarinos que permiten que tengas Internet

Sonmás de mil millones de metros de cableado que transportan datos entre continentes

Si, vivimos en la era inalámbrica. Muchos ya dependemos solamente de Wifi y el Bluetooth para muchas actividades y hemos dejado atrás las marañas de cables, tanto que algunos ya se pusieron nostálgicos y empezaron a compilar fotos de cables ordenados de forma artística.

A pesar de todo, en este momento los mejores proveedores de Internet en el mundo son los más de mil millones de metros de cable submarino que distintas compañías han instalado desde hace décadas para transportar datos entre continentes, cruzando océanos. Con la llegada de la fibra óptica, los cables han vuelto a ganar relevancia.

Para reconocer tamaña labor (una de dimensiones planetarias), la consultora especializada en telecomunicaciones TeleGeography, ha desarrollado el sitio Submarine Cable Map, que contiene un mapa interactivo con todos los cables submarinos desplegados en el mundo.  

Algunos de ellos pueden ser cortos, como el cable de 131 km Celtix Connect entre Irlanda y el Reino Unido. Otros, como el Asia America Gateway, pueden ser increíblemente largos, alcanzando los 20.000 km.

En el 2017, ya había 428 cables submarinos en servicio alrededor del mundo. El número total de cables está cambiando permanentemente, mientras nuevos cables entran en servicio y los viejos son dados de baja. Aquí, puedes ver el revelador mapa.

Mapa completo de las conexiones del mundo.

Acercamiento a los vínculos entre América y Europa.

 


Foco en la región Asia Pacífico. 

 

Así funcionan

Los cables submarinos modernos emplean tecnología de fibra óptica. Los láseres a uno de los lados disparan a velocidades extremas hacia dentro de las fibras hacia los receptores al otro lado del cable. Estas fibras son envueltas en capas de plástico (y muchas veces de alambres de acero) para su protección.

Composición y grosor

Para la mayoría de su travesía por el océano, un cable completo es tan grueso como una manguera de jardín, unos 17 mm. Los filamentos que cargan las señales de luz son extremadamente delgadas (de un diámetro similar al de un cabello humano). Estas fibras llevan una serie de capas de protección. Aun más gruesos (como un brazo humano), son los cables cercanos a la orilla, equipados con una protección mejorada.

Los cables llevan como vemos en la foto: un aislante de polietileno, Cinta Mylar, Cables trenzados de acero, aluminio para evitar que pase el agua, policarbonato, tubo de aluminio o cobre, protector en gel o petróleum jelly, también protector contra el agua. Los cables son capaces de transmitir 3.840 gigabytes por segundo en cada hilo. Tomando en cuenta que algunos cables tienen ocho pares de hilos de fibra, su capacidad se puede disparar hasta los 60 terabytes.

Los propietarios

Tradicionalmente, estos cables fueron poseídos por operadores de telecomunicaciones, que juntos formarían consorcios para sacarles mejor provecho. Aunque en los últimos años hubo grandes cambios en los tipos de compañías envueltas en la construcción de estos cables: los proveedores de contenidos como Google, Facebook, Microsoft y Amazon son los principales inversores en los nuevos cableados. La capacidad de estos ha sobrepasado a la de los anteriores propietarios.

Ante la perspectiva de un continuo crecimiento masivo del ancho de banda, la posesión de nuevos cables submarinos es lo que más conviene a los intereses de estas compañías.

Recientemente, Chile anunció la construcción de Curie, un cable trasnacional de fibra óptica que unirá los referidos puntos y traerá un impacto positivo a las conexiones de internet de toda América Latina.

 

Daniel Meza
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, tecnología que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, tecnología que suma”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.