La belleza y la complejidad de la conciencia humana [FOTOS]

Obras de arte basadas en la neurociencia

Greg A. Dunn Design

¿Se puede observar la conciencia? Quizá no científicamente, pero parece que cuando el rigor de la investigación se combina con el arte, puede mostrarse “la profundidad y la amplitud de la actividad neuronal que nos permite continuar nuestra existencia", según explica el neurocientífico convertido en artista Greg Dunn, que ha puesto en marcha, junto al artista y físico Brian Edwards, un proyecto titulado Self Reflected.

La imágenes de la serie representan desde la corteza visual, hasta el tálamo, pasando por los ganglios basales (que gobiernan nuestros sentidos, movimiento y toma de decisiones), el cerebelo (que supervisa el movimiento y la propiocepción), la circunvolución parietal ( que integra movimiento y visión) o el tallo cerebral (que maneja junto al cerebelo el movimiento y la propiocepción, además de funciones básicas como la respiración).

Self Reflected fue diseñado para ser una representación muy precisa de una porción del cerebro y se basa en una investigación neurociencientífica para permitir que funcione como una herramienta educativa confiable, así como una obra de arte. /Greg A. Dunn Design

“Consultamos con muchos neurocientíficos y neurólogos expertos para garantizar la precisión de la neurociencia que subyace a este trabajo. Hay varios casos en los que las estructuras se movieron dentro o fuera del plano de la pieza para aclarar ciertos puntos o para completar un circuito neuronal”, explican en la página web del proyecto. La mayoría de las imágenes que lo componen están hechas a mano, y utilizando una técnica especial de grabado. "La pieza fue diseñada para ser una imagen del cerebro sin precedentes", dice Dunn.

Para crear estas obras de arte, Dunn recopiló una gran cantidad de información sobre el cerebro humano, incluidos escaneos y descripciones detalladas de las neuronas, y cómo se conectan entre sí. Los usó como inspiración para dibujos hechos a mano en hojas transparentes. 

Al trabajar con Edwards, Dunn alimentó estos dibujos a través de un modelo informático que imita la forma en que las neuronas se comunican entre sí, simulando el movimiento de las señales en todo el cerebro. Ambos imprimieron los patrones resultantes usando una técnica que graba capas de pan de oro. 

A continuación, compartimos algunas de las más bellas imágenes de esta comunión entre la ciencia y el arte, condensada en Self Reflected.

Hipocampo II. /Greg A. Dunn Design

Movimiento y Sensación (Corteza motora y somatosensorial). /Greg A. Dunn Design

Cortex dorado II. /Greg A. Dunn Design

Formaciones hipocampales. /Greg A. Dunn Design

Auto reflejado en violetas. /Greg A. Dunn Design

Impresión de la médula espinal. /Greg A. Dunn Design

Impresión del bulbo olfativo. /Greg A. Dunn Design

Lóbulo del cerebelo. /Greg A. Dunn Design

Neuronas. /Greg A. Dunn Design

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​ 

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.