“El futuro es de una inevitable y masiva automatización”

Entrevista con John Freddy Vega, director de la célebre plataforma de e-learning Platzi, quien nos habló de su trabajo y el desafío de la educación en tiempos de la revolución tecnológica

La programación en sus distintas vertientes, el diseño interactivo, el marketing en línea, los negocios en línea, la inteligencia artificial y el IoT son la el presente y el futuro en la economía mundial, y eso lo sabe bien John Freddy Vega, director ejecutivo de Platzi, la célebre plataforma educativa en internet que forma profesionales precisamente en estos campos. Vega, considerado el 2016 uno los 20 latinos más influyentes del año en la industria de la tecnología estuvo la semana que pasó en el foro CADE Digital 2018 realizado en Lima, Perú. N+1 conversó con el desarrollador bogotano, que apenas supera los 30 años de edad, y lleva tiene como bandera el aprendizaje constante y la idea de que un gran objetivo es hacer llegar el Internet a todas las personas.  

N+1: ¿Cómo surgió la idea de Platzi?

Arrancamos Platzi el 2013 con la idea de democratizar el acceso de la educación de calidad no solo para consumir sino para crear tecnología. Creemos que la educación es la única forma en que nuestras naciones salgan de la pobreza. Sin embargo la educación es un privilegio que pocos ven que es un privilegio. No hay suficientes sillas en las universidades para personas que están en edad, talento y condiciones para aprender. No hay suficiente acceso al tipo de educación de calidad del nivel más alto, no solamente para crear tecnología sino tampoco para competir en el mercado global. Nosotros queremos ser ese puente entre lo mejor de lo que se está creando en tecnología en todo el planeta, en particular, en Silicon Valley, y el talento que hay en nuestros países.

N+1: ¿Cómo han hecho funcionar este modelo y en especial qué te enorgullece de Platzi?

Arrancamos haciendo cursos presenciales: hicimos cursos en 20 ciudades de 12 países de Latinoamérica. Invertimos todo el dinero que ganamos con esos cursos para crear plataformas online. Nos trazamos el objetivo que lo ofrecíamos realmente haga que las personas aprendieran, que funcionara. Al día de hoy tenemos más de medio millón de estudiantes en todo el mundo, acercándonos a los 700 mil estudiantes, en particular en el mundo hispano.

El dato que nos hace más orgullosos es que el 70% de estudiantes aumenta sus ingresos en promedio un 54% luego de estudiar un año en Platzi, y el 20% crea su propia empresa. Eso quiere decir que hay personas que están en clase media baja o en la línea de la pobreza y avanzan, y cambian por completo su economía y la de sus familias, por aprender tecnología.

Platzi tiene su sede principal en San Francisco y también cuenta con oficinas en Bogotá y México. Sus fundadores Christian Van der Henst y John Freddy Vega, guatemalteco y colombiano respectivamente. De acuerdo a El País, este par de desarrolladores consiguió generar una comunidad de alumnos que siguen las clases en directo con el entusiasmo con que se sigue un festival.

¿Qué te motivó a ir a Silicon Valley?

No creamos Platzi con el objetivo de llegar a Silicon Valley, pero Silicon Valley es inevitable cuando creas una empresa de tecnología. Silicon Valley sigue siendo el lugar que tiene la mayor cantidad de inversión en tecnología y la mayor cantidad de talentos de tecnología. Queríamos llevar a los profesores más talentosos y más grandes de este lugar para que dieran cursos que estén en cualquier lugar del mundo. Tenemos estudiantes en todo el mundo de habla hispana, y nuestro objetivo es, sin importar dónde nazcas, tener el acceso a esa educación, desde cero. Por ende, era importante para nosotros estar en Silicon Valley y darle acceso a las personas este tipo de talento. Para ello hicimos el esfuerzo. Eventualmente lo logramos y fuimos aceptados en Y Combinator, el fondo de inversión más importante de Silicon Valley. Ellos nunca habían invertido en una empresa enfocada en el mercado latinoamericano, por lo que fuimos su primera inversión. Creo que fuimos una buena, y estamos trabajando en ser mejores cada día. Con ello trajimos profesores, talentos, know-how y fuimos la forma de llevar todo esto al resto del mundo.

No creo que sea obligatorio ir a Silicon Valley para tener éxito en tecnología. Creo que es el lugar donde hay más dinero en inversión. Si tú eres el tipo de empresa que necesita millones y millones de dólares para terminar un increíble nivel de crecimiento explosivo, definitivamente tiene sentido estar en Silicon Valley. Pero no creo que sea una obligación necesariamente para crear una gran empresa de tecnología. Para nosotros era importante traer el conocimiento que ellos tenían y democratizarlo.


Así luce la plataforma Platzi.

N+1: ¿Qué aconsejarías a los negocios latinoamericanos que recién se están familiarizando con las nuevas tecnologías?

Lo más importante es que inviertan en su talento humano. Veo a ciertos empresarios mediocres que creen que si uno forma a sus empleados estos se van a ir. O porque no piensan en el futuro sino en el día a día. El Foro Económico Mundial realizado este año en Sao Paulo mostró un estudio en el que indicaron que cuando las empresas invertían en la formación de sus talentos, aumentaba la retención del talento top. Una de las peores cosas que les pasan a las empresas en América Latina es que no son capaces de retener talento de alta calidad y deben estar constantemente contratando. Hay empresas que se sienten orgullosas.

«...el contrato social de la educación cambió: que ir a la universidad y tener un diploma no les garantiza nada.  Lo único que garantiza un futuro brillante es nunca parar de aprender»

Dicen que tienen un gran funnel de contratación, y que la gente dura unos 6 meses por lo difícil que es estar en su empresa. Eso es terrible. En las mejores empresas del mundo el talento top ha perdurado por 5 o 10 años. El equipo de ejecutivos de Microsoft lleva ahí 25 años. El de Facebook 10 años. La única forma de retener ese talento es invirtiendo en él. No tratarlos como enemigos sino colaboradores. Las empresas crecen porque las personas allí dentro crecen. La inversión en educación es el único tipo de inversión que tiene retorno garantizado de por vida. Los mil dólares que invierta hoy en mi educación me pueden generar un millón de dólares en toda mi vida.

N+1: ¿Para personas y gobiernos, es la educación en línea la alternativa más recomendable en tiempos actuales para la formación de talentos?

Como Platzi, por supuesto recomendaré la educación por internet sin la menor duda. Los individuos deben apostar no necesariamente a aprender en internet (esto es inevitable, nuestras vidas e identidad muchas veces están basadas en lo que representamos en el mundo digital, hay gente que cambia sus vidas para bien o para mal dependiendo de lo que pasa en Internet), pero si explicarles que el contrato social de la educación cambió: que ir a la universidad y tener un diploma no les garantiza nada.  Lo único que garantiza un futuro brillante es nunca parar de aprender.

La educación en línea puede ser de fácil acceso, pero no todos tienen conexión, o una buena conexión.

Del lado del gobierno, sobretodo en Latinoamérica lo más importante es que inviertan en infraestructura de acceso al conocimiento. Y lo más barata que hay es darles acceso a las personas internet de alta velocidad sin importar dónde nazcan. Los gobiernos miden su crecimiento por el PBI y la desigualdad por indicadores como el coeficiente Gini, pero la inversión que más retorno genera en Latinoamérica es la inversión en infraestructura. Y la infraestructura tecnológica es de las más baratas.

«Hoy todo bueno de internet está contrastado por lo malo de no contrastar lo que ocurre, de no investigar más allá de lo que leemos en WhatsApp»

Es mucho más barato mandar un cable de fibra óptica que hacer una autopista. Mucho más barato darle internet gratis a un pueblo que darles la tubería de gas. Obviamente, todo es importante. Pero si invirtiéramos como gobiernos, y creáramos una estructura de regulación fuerte a las empresas de telecomunicaciones para que cualquier persona en cualquier posición y capacidad de económica, pueda tener acceso a internet, el país podría explotar para bien.

Completa la frase. El futuro es…

El futuro es de una masiva e inevitable automatización. Y de las personas que nunca paran de aprender.

En tiempos en que la tecnología domina las comunicaciones, ¿qué piensas y esperas del periodismo científico y tecnológico?

Creo que vivimos en una época en que el periodismo especializado y de alta calidad es más importante que nunca. Hoy todo bueno de internet está contrastado por lo malo de no contrastar lo que ocurre, de no investigar más allá de lo que leemos en WhatsApp. Eso significa que lamentablemente en este fragmento de nuestra historia, organizaciones con mucho poder o gente que solo quiere reírse tiene la capacidad masiva controlar la opinión pública, algo para lo que no estamos preparados. Lo vemos en todos lados, en EEUU con Trump, lo vemos en el Brexit, lo vemos en Colombia en la campaña del No a la Paz, entre muchas otras cosas. Hay muchas personas que están solamente replicando lo que escucharon de grupos dedicados exclusivamente a la manipulación de la opinión. Si hay dos cosas importantes esperanza para cambiar esto, son el periodismo y la educación. Yo estoy en el segundo. Y el primero es muy importante.

 

Daniel Meza

Esta entrevista ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.