Paso a paso, así ocurrió el accidente del Soyuz [EXCLUSIVO]

N+1 le pidió al especialista en cosmonáutica, Vitaly Egorov que nos dijera qué sucedió exactamente durante el despegue del cohete y qué consecuencias podría tener este accidente

Captura de pantalla

El 11 de octubre de 2018, ocurrió el primer accidente importante en la historia de la cosmonauta tripulada rusa - dos minutos y medio después del lanzamiento del cohete Soyuz-FG con dos astronautas a bordo de la nave espacial Soyuz MS-10, ocurrieron fallas en la segunda etapa, y la nave se vio obligada a realizar un aterrizaje de emergencia. Ambos tripulantes sobrevivieron, pero este accidente puede afectar significativamente el programa de trabajo de la Estación Espacial Internacional. N+1 le pidió al especialista en cosmonáutica, Vitaly Egorov que nos dijera qué sucedió exactamente durante el despegue del cohete y qué consecuencias podría tener este accidente.

Cronología del lanzamiento del Soyuz

En la mañana del 11 de octubre, el cohete Soyuz-FG fue lanzado desde el cosmódromo de Baikonur. Se suponía que lanzaría la nave espacial tripulada Soyuz MS-10 al espacio con la tripulación de la nueva expedición de la ISS: el cosmonauta ruso Alexei Ovchinin y su colega de la NASA Nick Hague. En el momento del lanzamiento, el jefe de Roscosmos, Dmitry Rogozin, y el jefe de la NASA, James Brydenstein, estaban en el cosmódromo, esta era la primera visita del americano a Rusia desde su nombramiento. Durante esta visita, sostuvo conversaciones con Rogozin, en las que hablaron, entre otras cosas, sobre los difíciles problemas del futuro de la ISS; por ejemplo, el proyecto para la construcción de la estación lunar. También se discutió el delicado tema del agujero en la Soyuz, cuyas razones aún no se han aclarado.

Hasta ahora, los detalles no se conocen con exactitud, pero el accidente ocurrió o en la etapa de separación de los aceleradores laterales o inmediatamente después de su separación. Los cohetes de la familia Soyuz están equipados con etapas aceleradoras laterales, que al principio se incluyen simultáneamente con la segunda etapa central. Luego de la separación de los "lados" que conforman la primera etapa, la central continúa funcionando. Durante la transmisión del lanzamiento, se confirmó la separación de la primera etapa y del carenado y, una vez que se separaron, fue obvio que el vehículo de lanzamiento había tenido un accidente. La separación del carenado se produjo a aproximadamente a los 157 segundos de vuelo. En este punto, el cohete estaba a una altitud de unos 90 kilómetros.

Es posible juzgar el momento en que "algo salió mal" por el personal de la transmisión. En el momento de la separación de los bloques laterales de los cohetes de la familia Soyuz, surge la famosa "Cruz de la Reina", que está formada por los "flancos" separados y giratorios. Sin embargo, en este caso, la cruz resultó claramente errónea, como se ve en la foto de abajo. Quizás la situación de emergencia comenzó a desarrollarse en este mismo momento.


Comparación de la separación usual de los aceleradores laterales del cohete Soyuz (arriba) y lo que ocurrió durante el lanzamiento del Soyuz MS-10
Alasdair Allan

Vale la pena señalar que, en este caso, los cosmonautas no fueron salvados por el sistema de emergencia del cohete, instalado sobre el carenado principal de la Soyuz (lo que se denomina la Torre de Escape en EE.UU.), el cual se separó unos segundos antes de la separación de los aceleradores laterales. Después del accidente, la nave se separó del cohete, luego hubo una separación de los compartimentos de la misma nave, y finalmente aterrizó de acuerdo con el programa de aterrizaje estándar, es decir, con la ayuda de paracaídas. Pero el ángulo de la trayectoria era mucho más pronunciado de lo habitual, por lo que los astronautas experimentaron una sobrecarga mucho más grave.

Roscosmos ha creado una comisión que investigará lo ocurrido (aunque las fuentes afirman que el problema puede estar en las fijaciones de los bloques laterales). Vale la pena señalar que este es el primer accidente en la historia del cohete Soyuz-FG: esta versión con motores de mayor potencia realizó su primer vuelo en 2001, y hoy es el único cohete ruso que lleva misiones tripuladas a órbita. En 2020, debe ser reemplazado por el portador Soyuz-2.1a. 

¿Cómo ocurrieron los anteriores accidentes de las naves espaciales rusas?

El accidente de la Soyuz MS-10 tiene una diferencia notable: la tercera etapa estuvo involucrada en accidentes anteriores que ocurrieron con las naves de carga Progress, pero en este caso es un evento bastante único, nada de esto ha sucedido durante mucho tiempo. En el caso del Soyuz MS-10, la tercera etapa no fue afectada, el accidente ocurrió en el momento en que la segunda etapa debía funcionar durante otros 100 segundos.

En la historia de la cosmonauta rusa y soviética hubo un accidente similar. Fue el vuelo de la nave tripulada Soyuz-18-1 a la estación orbital Salyut-4 en abril de 1975. El problema también estaba relacionado con la segunda etapa, pero en ese caso no pudo separarse del cohete después de que los motores hubieran completado 261 segundos de vuelo. Debido a esto, el sistema de rescate de emergencia funcionó y separó del cohete la nave con los astronautas. Después de esto, la nave aterrizó en Altai. Se sabe que durante el descenso, los astronautas experimentaron una sobrecarga de más de 20G, pero sobrevivieron. Durante este último accidente de la Soyuz MS-10, Alexey Ovchinin y Nick Hague experimentaron una sobrecarga de aproximadamente 6–7G.

Además, en la historia de la cosmonauta tripulada soviética también hubo un caso en el que los cosmonautas fueron rescatados por los motores del sistema de rescate de emergencia, el cual funcionó antes del lanzamiento del cohete. Esto sucedió en septiembre de 1983. En ese entonces, se suponía que la nave espacial tripulada Soyuz T-10-1 debía ir a la estación Salyut-7, pero un minuto y medio antes de lanzar un incendio estalló en uno de los aceleradores laterales del cohete, y Entonces hubo una explosión de combustible. Diez segundos antes del lanzamiento, los operadores activaron el sistema de rescate de emergencia, lo que alejó a la tripulación del cohete fallido. Durante su operación, los astronautas experimentaron sobrecargas de más de 15G, pero sobrevivieron y aterrizaron a cuatro kilómetros del complejo de lanzamiento destruido. 

¿Cómo afectará el accidente al trabajo de la ISS?

El accidente es importante no solo en sí mismo. El hecho es que después de la finalización de los vuelos bajo el programa del transbordador espacial, "Soyuz" seguía siendo la única forma de llevar astronautas a la Estación Espacial Internacional. Como, en un futuro cercano, la nueva Soyuz no volará a la estación, el programa completo de vuelos a la ISS tendrá que ser reescrito. En particular, será necesario retrasar o posponer el programa de vuelo de un astronauta de los Emiratos Árabes Unidos, que debía volar en la nueva Soyuz en 2019, y luego regresar con la Soyuz MS-10.

En este caso, no es necesario considerar el accidente como una amenaza a la existencia misma de la ISS. Es poco probable que la tripulación a bordo de la ISS sea traída de vuelta a la Tierra y que la estación sea cerrada, porque la conservación de la estación es una operación muy compleja y problemática, más complicada que extender la duración de la expedición actual. Lo más probable es que sea necesario ampliar significativamente las fechas de vuelo de los miembros de la expedición ISS-57, que ahora están en órbita. Dado que no hay problemas con el suministro de alimentos y otras cosas necesarias por parte de las naves de carga estadounidenses y japoneses, es posible extender la expedición actual durante medio año sin ningún problema especial.

La nave espacial tripulada privada estadounidense desarrollada por SpaceX y Boeing aún no está lista para reemplazar a la Soyuz, y es poco probable que el accidente afecte esto. Por supuesto, se puede intentar acelerar el momento de la preparación de los primeros vuelos, pero el punto no es tanto en el deseo o las inversiones financieras como en las dificultades tecnológicas encontradas en ambos proyectos. Además, justo hace poco, NASA volvió a sufrir el retraso del primer vuelo del SpaceX Crew Dragon por unos pocos meses más.

 

Del blog Zeleny Kot de Nplus1.ru
Traducido por
 Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.