La “cascada de fuego” de Yosemite vuelve a maravillar al público

No es lava; te explicamos cómo y por qué se pudo apreciar este paisaje de ciencia ficción

Como cada año en el mes de febrero, la famosa “cascada de fuego” o Cola de Caballo en el parque nacional Yosemite de EE.UU. brilla como si se tratara de un paisaje sacado del Señor de los Anillos. El evento comenzó en en 1872 y continuó durante casi un siglo, en el cual se derramaron brasas ardientes desde la parte superior de Glacier Point.

Debido a la perspectiva, la resplandeciente agua luce como una catarata de lava. Por eso el evento congrega a turistas de todas partes del mundo durante los meses de febrero y marzo.


Mark Settle/@settle.on.the.mark.photography


Dakota Snider

Durante una temporada, que comenzó en enero de 1968, el evento se vio interrumpido. El Servicio de Parques Nacionales (NPS) ordenó que se detuviera por que la gran cantidad de visitantes que atrajo pisotearon los prados y porque no era un evento natural. El NPS quería preservar el valle, devolviéndolo a su estado natural.


Joseph Dondelinger


Wikimedia Commons 


Joseph Dondelinger


Alfonso Avila


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.  

 

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.