Concytec: “Nos gustaría ser reconocidos por la OCDE como un centro de excelencia científica en el mundo” [ENTREVISTA]

N+1 conversó con dos altos ejecutivos del ente más importante de la ciencia en Perú

 

N+1 conversó extensamente con dos altos ejecutivos del ente más importante de la ciencia en Perú, Concytec (Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica). Los economistas Henry Harman, Director de Políticas y Programas; y Adolfo López, Director Ejecutivo del Fondecyt hablaron el año que pasó, los contratiempos, la descentralización de la ciencia, el rescate y la inclusión de los “saberes ancestrales” y los planes para el 2020

 

Un balance del 2019

N+1: ¿Cuál es el estado de la ciencia en el Perú, especialmente con respecto al año pasado?

Henry Harman: Quisiera contestar la pregunta en dos partes. Por un lado, tenemos un análisis cualitativo y por otro, uno cuantitativo. Ambos son complementarios e igualmente importantes.

Desde el punto de vista cualitativo, nuestras actividades de este año se han enmarcado firmemente en las cuatro grandes políticas de ciencia y tecnología de nuestro plan que termina el año 2021: (1) generación y transferencia de tecnología, (2) capital humano calificado, (3) mejorar el apoyo a los centros de investigación, y (4) producir data de calidad.

Esto complementado siempre con la parte cualitativa: el nuevo enfoque que generó el gobierno el año pasado, el cual es el Plan Nacional de Competitividad y Productividad. Dentro de este Plan hay un objetivo estratégico reciente que nos atañe a nosotros directamente: fomentar la innovación. Nosotros hemos enfocado muy en serio nuestras actividades allí en coordinación con el Ministerio de la Producción (Produce), que tiene a su cargo el lado productivo.


Henry Harman, Director de Políticas y Programas del Concytec
Fuente: Concytec

Primero hemos mantenido las grandes alianzas estratégicas que nos han permitido generar recursos: hablo del proyecto con el Banco Mundial (BM), del apoyo del tesoro público en el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), del apoyo político de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) y de algunos otros socios estratégicos internacionales como el gobierno británico, el francés y el español que nos han apoyado puntualmente en unos casos específicos de becas, movilizaciones y equipamiento.

Pero, sobre todo, el proyecto del BM ha marcado un antes y un después en la vida del Concytec. Nunca antes, había tenido a su cargo un proyecto de esta envergadura: 100 millones de dólares para invertir en 4 años.

Primero, el fortalecimiento institucional del SINACYT (Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología). Luego, el segundo gran componente del BM se comienza a ejecutar ahora en marzo y tiene que ver con fortalecer la relación entre la ciencia y el sector productivo. Y el tercer gran componente del proyecto es financiar actividades directamente vinculadas a la ciencia.  

Es un proyecto muy complejo que nos ha permitido equipar a centros de investigación y universidades, fortalecer programas de capital humano mediante doctorados en temas de ciencia y tecnología. Y recientemente, incorporar a investigadores peruanos y extranjeros al proceso de ciencia en el Perú.

N+1: En términos prácticos ¿qué significa incorporar un científico extranjero a la ciencia peruana? Cite un ejemplo.

Adolfo Lopez: Te lo voy poner desde dos perspectivas, porque no es solo una. Lo que estamos haciendo es también evitar la fuga de talentos. Estamos permitiendo que peruanos, que han retornado al país en los últimos años se puedan re-insertarse o insertarse en el medio del ecosistema de investigación, evitando que se vayan afuera. Y también traer a investigadores del exterior para que trabajen con nosotros: puede ser extranjeros o nacionales que quieran retornar.


Adolfo López, Director Ejecutivo del Fondecyt
Fuente: Fondecyt
 

N+1: ¿Cuáles son esos incentivos para que un investigador extranjero acceda?

AL: Estamos haciendo un proyecto con recursos para un salario determinado para ese investigador (que puede ser de distintos niveles puede ser un PhD o un PostDoc), y a ellos se les paga un salario por el tiempo que dure la investigación. Amén de incorporar a nivel nacional siempre a los tesistas, que son los estudiantes que están en las universidades nacionales, que van a terminar como profesionales o con un grado al final del proyecto. Además de un equipamiento.

N+1: Hago la pregunta porque previamente existió el Programa Magnet, que también hacía algo similar.

AL: Por el Programa Magnet tenemos 19 investigadores extranjeros incorporados al ecosistema nacional. Están trabajando en varias universidades y en centros de investigación. Ellos fueron los que nos dieron como un plan piloto para la posibilidad de un segundo proyecto que estamos haciendo ahorita.


Financiamiento por sectores, número de proyectos (41) y montos invertidos
Fuente: Concytec

  

Avances hacia la descentralización de la ciencia

N+1: Hablaba sobre el proyecto del Banco Mundial

AL: Hemos ido a provincia a hacer proyectos según los niveles de excelencia en el que están las universidades en este momento. Es un poquito más bajo que lo de Lima, es cierto; pero hay que darles la oportunidad. Una, hay unos proyectos llamados “semilla” que estamos haciendo específicamente para ser desarrollados en regiones.

Dos, una preocupación imperante que teníamos del censo del 2016 es que, gran parte de nuestros investigadores son hombres y hay muy pocas mujeres. Entonces estamos incidiendo en la posibilidad de que se incorporen más mujeres a la investigación. El tercero es la edad, en ese censo también se identificó que la población que estaba vinculada a la investigación era mayor, entonces hay que bajar la edad. Y cuarto, los que tienen alguna discapacidad. Estamos evaluando de forma tal que podamos tener una distribución más justa.

N+1: Después de Lima ¿qué ciudades están mostrando los mejores resultados?

HH: Arequipa, Piura, Cusco, Trujillo, Tumbes. En Tumbes tenemos un programa estrella en biología, en el ecosistema de manglares. Ahí, por ejemplo, la universidad ha generado una maestría en donde se pueden practicar casi toda la gama de los estudios y los análisis de la biología. Y esa universidad recibe estudiantes de todo el país, e incluso del Ecuador.

N+1: ¿Se está incluyendo investigadores venezolanos que pueden haber venido con la inmigración?

AL: No hay ninguna restricción, tampoco una digitación. Los concursos son abiertos.

HH: No hay una política: ni a favor, ni en contra. Compiten solo proyectos de calidad, si resulta que el investigador que lidera un proyecto o integra un equipo es venezolano (entonces se elige).

Ahora que cerremos la incorporación de investigadores, podríamos identificar la procedencia de los mismos. Porque la mitad son peruanos y la otra mitad son extranjeros.

 

El problema de las becas

N+1: Hablando de los investigadores peruanos en el exterior ¿Qué pasó con los científicos que estaban becados en el extranjero y no recibieron a tiempo su subvención? 

AL: Aquel problema felizmente ya pasó. Ya cubrimos el déficit que tuvimos en algún momento, que fue por un periodo muy corto. Esto ocurrió por un problema, y hay que decirlo abiertamente: fue por un desorden administrativo que no nos permitió que los recursos que nos debe remitir el Ministerio de Economía y Finanzas lleguen con la celeridad que se debía. Entonces, como no tuvimos los recursos, no pudimos atender. Pero hoy eso ya está resuelto.

N+1: ¿Se ha tomado alguna decisión para que algo así ya no vuelva a ocurrir?

AL: Hemos ordenado la casa. Estaba un poco desordenada, es verdad.

 

Controversia con Nature

N+1: Hace unos días salió publicado un artículo en Nature que mencionaba la proporción de investigación en el extranjero que contaba como investigación local. ¿Cómo entienden ese comentario?

HH: Francamente yo no soy un especialista en el tema, pero… estamos ya en un mundo globalizado donde hay artículos que tienen 50, 60 autores porque son tesis muy complejas. Entonces tienen que colaborar investigadores de Canadá, Japón, España, etc. Decir “es un proyecto búlgaro o canadiense” talvez no es muy relevante, sino su contribución al saber nacional. Ahora, en el caso del Perú, tenemos muy poca producción, eso es real. Hay una histórica debilidad institucional debido a que durante muchos años no hemos asignado más fondos a la ciencia y tecnología. 

Para contestarte, yo creo que sí vemos también el rol de investigadores extranjeros que publican en el Perú, y de peruanos que publican en el exterior, talvez las cosas se nivelan. Pero igual, cuente como se cuente, hay muy poco. Viendo las cifras de la OCDE y comparando nuestra producción con los países de la Alianza del Pacífico, sí, seguimos en la cola.

AL: Te voy a mencionar un ejemplo de hasta dónde podemos llegar: se ha encontrado que en Perú existe un cáncer de hígado que no se da en ninguna otra parte del mundo y el INEN (Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas) está haciendo una investigación. Nosotros hemos financiado un equipamiento para que hagan la investigación y lleguen a definir un protocolo. Pero en el aprendizaje, se necesita de lo que más adelantado y más avanzado (en tecnología). Entonces, llegar a un convenio con una universidad del exterior para que nos ayude a resolver ese problema, yo creo que suma, no resta.

 

Perú y los saberes ancestrales

N+1: ¿Cuál es el plan, si es que hay uno, para incluir aquellas personas que viven en el interior y que no necesariamente comparten la cultura occidental… para incluir los llamados “saberes ancestrales” en la comunicación de la ciencia?

HH: Ahí estamos bien activos. Varios aspectos: Primero el de mucho respeto por los saberes ancestrales, es un tema muy delicado y hasta político. Trabajamos mucho con el Ministerio de Cultura, el de Ambiente, el de Agricultura, expertos de (la Universidad de) San Marcos, el Ministerio de Salud que están involucrados en diferentes temas como, por ejemplo, el uso de las medicinas tradicionales, las costumbres, el acceso a la propiedad intelectual de los saberes tradicionales. Esto último es un tema bien complicado, que lo está manejando Indecopi (instituto que vela por la propiedad intelectual) con mucha seriedad.

Segundo, ligado a este tema están las universidades públicas regionales que han tenido un año de transición por su proceso de acreditación ante la Sunedu (Superintendencia de Educación). No han tenido mucho tiempo para hacer otras cosas. Han invertido, según salió en (el diario) Gestión, aproximadamente 900 millones de soles en ponerse al día en las inversiones que tenían que hacer para obtener las condiciones básicas de calidad que otorga Sunedu.

Desde el año 2017 que asume la nueva administración, hemos subido la inversión de 118 millones (de soles) a 160 el año pasado, y 178 este año. Entonces, estamos mejorando la utilización de los presupuestos que tenemos en CONCYTEC.

AL: Hay que recordar que esta cifra es solo del Concytec, no del Sinacyt (porque decir “¡ah! es 180 millones de todo un PBI”, entonces no tenemos nada). Ese presupuesto es del Concytec y el Fondecyt, pero el Sistema Nacional es mucho más amplio que eso, tiene al PNIA al INIA, etc.

 

El presupuesto se mantiene; la brecha en el capital humano aún es grande

N+1: ¿Cuál es la proyección para el próximo año en todo caso? ¿Ha habido un incremento? ¿Qué se espera para el próximo año?

AL: Lo mismo: 177 millones. El MEF nos ha asignado una cantidad muy similar a la de este año y el BM suma una cantidad determinada. Eso suma al presupuesto que vamos a tener los dos próximos años. ¿Quisiéramos tener más? Por supuesto.

N+1: ¿Y si tuvieran más, a qué lo destinarían?

AL: Necesitamos cubrir la brecha de nuevos doctores y maestros. Por lo tanto, en nuestra cartera, tenemos dos grandes destinos: formación de capital humano (porque aproximadamente casi el 50% del total de nuestros recursos se van ahí), y los proyectos de investigación. Estos son dos grandes destinatarios de nuestros recursos.

N+1: ¿Qué logros puede ostentar Concytec en cuanto a capital humano?

AL: Becas en el exterior, ir a universidad y lo que hemos hecho ahora, por ejemplo con el BM, es tener 10 programas de universidades financiados por nosotros donde el total del alumnado (más o menos 10 por cada uno de ellos) están financiados con estos recursos.

Tenemos más de un ciento de muchachos en el exterior haciendo su doctorado, que van a estar regresando en los próximos años.

Si me dan más recursos, los colocamos ahí. Y esto no quiere decir nos descuidemos de los otros temas, pero lo fundamental es cerrar la brecha del capital humano altamente calificado y generar proyectos de investigación

N+1: ¿De cuánto es la brecha?

AL: Actualmente en el RENACYT (Registro Nacional de investigadores) tenemos 4400 y dicen, los trabajos antiguos, que necesitamos alrededor de 17 mil. Esa es la brecha.

Para el próximo año, un gran desafío es utilizar bien los recursos. Hay un cuadro reciente que hemos preparado donde se muestra como, por ejemplo, en la Región Tumbes hay 28 millones de fondos no utilizados del canon y así sucesivamente en Piura, Ancash, Huancavelica, Moquegua.

N+1: Moquegua tiene 144 millones…

HH: Y va a tener más cuando Quellaveco comience a funcionar. Nuestra responsabilidad es ir preparando a las regiones capacitando a sus recursos humanos para decir “bueno, con que solo el 10% de estos fondos no utilizados se apliquen en proyectos de ciencia y tecnología, qué bien nos iría”.

Creo que si queremos apostar por el ingreso del Perú a la OCDE (una meta de Estado que no está muy en el consciente del hombre de la calle), un uso más juicioso de los recursos del canon nos permitirá ese paso gigantesco.


Comparativo anual del monto que las empresas destinan a innovar
Fuente: Fondecyt

 

Aspiraciones al 2020

N+1: ¿Cuáles son los planes y aspiraciones del CONCYTEC para el 2020?

HH: Nos gustaría ser reconocidos por la OCDE como un centro de excelencia científica en el mundo, o por lo menos en América Latina. O recibir un reconocimiento internacional por una investigación que haya solucionado un gran problema no solo peruano sino mundial. Hacer una contribución en salud.

AL: Habrá que ver también otra (investigación) que esté vinculada con el tema empresarial, que es nuestro propósito. En el 2020, nuestra aspiración es la vinculación del sector empresarial con la tecnología.
 

Victor Román y Daniel Meza
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.