Estos son los mejores padres del reino animal

En toda la región latinoamericana cientos de miles de padres serán agasajados por su dedicación a la no menuda tarea de criar, proteger y formar a sus hijos, aunque solo entre la especie humana. En un acto de simpatía, Nmas1.org dedica este pequeño homenaje a los padres más abnegados del reino animal.

El pingüino emperador , por ejemplo, es uno de los mejores en ejercer su paternidad. Sus pichones nacen la Antártida, uno de los ambientes más hostiles del planeta, a -22 grados bajo cero. Una vez que la madre pone el huevo, es trabajo del padre mantenerlo caliente y sin poder alimentarse durante nada menos que ¡dos meses! En aquel tiempo, la madre va en busca de comida, mientras que el padre se ve forzado a acurrucarse junto con otros pingüinos con el mismo encargo para darse calor, y hasta les proveen de su primer alimento –una sustancia lechosa que mantiene a los pichones– hasta que regresen las hembras con la barriga llena de pescado para hacer el necesario cambio de dieta. Solo entonces los padres pueden saltar al mar para saciar su hambre.

Otro ejemplo de abnegación paternal es el del caballito de mar . Y no lo decimos solo porque sea monógamo. En esta especie se producen –al igual que en el caso del pingüino– roles totalmente inversos a la naturaleza humano. Es el padre quien se embaraza, gestando hasta 1.000 bebés de una vez. Es la hembra quien, durante la danza de cortejo, deja cientos de huevos dentro del macho, quien se auto fertiliza durante el proceso y hasta gusta de lucir su inflamado vientre, según los estudiosos.

En Sudamérica también hay padres destacados. El sapo Darwin , que habita en bosques templados entre Chile y Argentina, utiliza un método único para proteger a sus huevos. Se los traga manteniéndolos en su desproporcionada boca por unas seis semanas, donde pasan su período de metamorfosis. Pero tener a los críos rompiendo los cascarones en el conducto bucal es más bien incómodo: al final, da la impresión que el padre acaba “vomitando” a sus hijos.

En el mismo continente, llama la atención la responsabilidad de otros padres en especies como el la jacana. En el caso del primero, ser el polígamo no le quita al un ápice de compromiso con sus decenas de hijos. Son las hembras quienes al poner los huevos, se los dejan al padre, quien se encarga de la crianza y protección, mientras que ellas los abandonan a cargo de hasta 60 huevos en busca de otros machos.

Algo similar ocurre con la jacana, una menuda ave famosa por su habilidad de “caminar sobre el agua”. Son los machos quienes construyen los nidos y se encargan de cuidar los huevos que puso la hembra. Esta, acabado el parto, abandona a padre e hijos para irse con otros machos hasta quedar embarazadas y volver al nido. El padre jacana, sin importar de quien fuesen los hijos, no abandonará su labor de protegerlos y darles de comer, cual dedicado padre soltero.

Entre otros padres modelo destacan: el bicho de agua gigante, que llega a llevar hasta 150 de sus huevos en la espalda; y el zorro común, que disfruta mucho de jugar y preparar a sus cachorros para la vida, como los propios humanos. Científicos han comprobado que esta especie llega a ocultar pedazos de alimento para que sus aprendan a olfatear y hallar comida.

Con información de: Animal Planet

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.