Petroglifo en Machu Picchu genera una controversia histórica

Muy cerca de la ciudadela de Machu Picchu, en el Cusco, investigadores hallaron unas pinturas rupestres inéditas, las que darían nuevas pistas para un mayor entendimiento de la ciudadela inca a 2.400 metros sobre el nivel del mar. Aunque al momento no hay consenso sobre su origen.

Las representaciones fueron divisadas en el camino principal de acceso a Machu Picchu, un lugar conocido como Pachamama, a unos 10 minutos del monumento. En la figura se ve una silueta humana, un camélido y otros elementos que aún están por definir, de un tamaño de 15 centímetros aproximadamente.

José Bastante, responsable del Programa de Investigaciones del Santuario Histórico de Machu Picchu, indicó que este hallazgo se trataría de la primera evidencia de poblaciones anteriores a los incas en el complejo. No obstante, “la investigación recién está empezando”, señaló. Muy cerca al lugar, están ubicadas cuatro tumbas descubiertas aún en la expedición de Hiram Bingham.

Por su parte, Fernando Astete, director del parque arqueológico nacional de Machu Picchu, sostuvo que la gran novedad es que la pintura “es la más cercana al monumento que se ha descubierto, y que está hecha en color negro”. Astete señaló que en el pasado ya se han encontrado pinturas y petroglifos en unos 20 lugares distintos, aunque no tan cerca de la ciudadela como la más reciente.

Su hipótesis contrasta con la de Bastante, en tanto que sostiene que “no podemos determinar si son más antiguas; en arqueología trabajamos por asociación, entonces, si Machu Picchu es un recinto inca, lo más probable es que esta pintura también lo sea”. El arqueólogo, no obstante, pidió esperar la conclusión de las investigaciones para determinar su antigüedad.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.