Una impenetrable y funcional armadura a base de telaraña

Los gobiernos siempre están innovando en implementos que ayuden a sus ejércitos. Por ello que los Estados Unidos aprobó que una empresa empiece a desarrollar para sus soldados prototipos de armaduras a base de una telaraña genéticamente modificada. El propósito es tener un mecanismo de protección más liviana y flexible que el Kevlar (material resistente usado en chalecos antibalas).

El Pentágono ya tiene aprobado un presupuesto de 100 mil dólares para que la compañía Kraig Biocraft, sigan creando lo que han llamado la “seda dragón”, la misma que se basa en el diseño natural de la telaraña pero que ha sido genéticamente modificada para ser más resistente.

La compañia Kraig tiene pensado presentar varios diseños con diversa cantidad de hilos para que sean probados y ver su resistencia ante la lucha. La meta es inventar algún implemento que pueda dar de baja el uso del Kevlar de forma definitiva, ya que su uso limita el movimiento de los soldados.

No obstante la “seda dragón” tiene una resistencia de dos tercios a la armadura Kevlar, su ventaja está en ser mucho más flexible. Además, podría usarse en zonas como el torso, las piernas y hasta podrían fabricarse a cuerpo completo.

Cabe señalar que si Kraig logra mejorar el prototipo para el Pentágono y el ejército de los Estados Unidos, lo siguiente será la aprobación de un presupuesto de más de un millón de dólares para la fabricación en masa. Esta innovación es gracias al conocimiento que los cientificos han extraído de la telaraña modificada, convirtiéndose en un material incluso más resistente que el acero (si es del mismo diámetro) y logrando estirarse sin romperse hasta un 40%.

Miguel Guerra L.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.