La música puede mejorar el sabor de la cerveza

La música puede influenciar en cuánto te gusta la cerveza, de acuerdo a un estudio publicado la revista Frontiers in Psychology. Según la investigación, un rango de información multisensorial, como el sonido, forma o color, pueden determinar el modo en el que saboreamos.

El proyecto Brussels Beer colaboró con la banda británica Los Editores para producir una cerveza de tipo porter que se inspiró en la identidad musical y visual de la banda. La bebía tenía toques cítricos contrastando con sabores maltosos y a chocolate de la mezcla de granos usados en producción.

Investigadores liderados por Felipe Reinoso Cavalho de Vrike Universiteit Brussel y la Universidad de Leuven diseñaron un experimento para ver si la influencia de la música y diseño de envase podría resultar en una mejor experiencia de degustación.

Invitaron a 231 bebedores para degustar cerveza en tres condiciones distintas: el primer grupo bebió la cerveza sin etiqueta ni músico; el segundo probó la cerveza con etiqueta, el tercer grupo bebió la cerveza con etiqueta oyendo “Océanos de luz”, una de las últimas canciones de la banda que inspiró a los productores de la cerveza.

Los resultados arrojaron que aquellos que probaron la cerveza con la etiqueta y la música disfrutaron mucho más la bebida que aquellos que la probaron sola o con la etiqueta.

Los autores de este estudio planean extender el experimento hacia otras bebidas y comidas dulces, amargas, ácidas o cremosas. “Queremos entender cómo los sonidos influencian en nuestras decisiones, por ejemplo, saber si el sonido puede llevarnos a escoger opciones de comida más saludables”.

Este tipo de investigaciones abre posibilidades a la industria alimentaria, los que podrían crear una serie de experiencias de comer y beber.

Daniel Meza

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.