¿Le temes a los meteoritos? Los rayos gamma son mucho peores

Si temías por la posibilidad de que un meteorito impacte la tierra y acabe con la humanidad, pues existe una amenaza un mucho más letal y contundente: los brotes de rayos gamma.

Estos fenómenos cósmicos, según el canal científico Kurzgesagt, serían capaces de acabar con todo rastro de vida compleja en nuestro planeta. Algunos científicos creen que un brote de rayos gamma fue el responsable de la extinción masiva del Ordovícico-Silúrico, que acabó con todos los organismos marinos de hace 450.000 millones de años. ¿Te imaginas qué haría con los que andamos fuera del mar? Pues nos fulminaría igual, sin más vuelta que darle.  


Representación artística de un GRB produciéndose en una estrella en formación. (NASA)

¿Cómo estos rayos pueden ser tan peligrosos? Los brotes de rayos gamma (GRB por sus siglas en inglés) son, según la NASA, explosiones extremadamente energéticas, focalizados de rayos gamma de alta energía, (…) los eventos electromagnéticos más resplandecientes que se conoce del universo. Se producen cuando una estrella masiva estalla (o se vuelve una supernova o hipernova). También se producirían cuando dos estrellas de neutrones se fusionan y colapsan. En estos dos casos, se producen agujeros negros que emiten haces de rayos exterminadores.

Para suerte nuestra, ninguno de estos rayos se ha acercado por el momento a nuestro Sistema Solar. Si alcanzaran a la tierra, las consecuencias serían más que apocalípticas: la radiación sería absorbida por la atmósfera causando una fotólisis del nitrógeno (o ruptura de enlaces químicos) y la destrucción de toda la capa de ozono.


Foto: Vimeo

Si para entonces ya no estamos muertos, el propio sol abrasaría el planeta sin la capa de ozono, que es nuestro escudo protector

Pero podemos mantener la calma; aun es muy difícil que se produzca este escenario. Los brotes de rayos gamma suceden entre 100.000 y un millón de años. Según estudios, la elevada metalicidad de nuestra galaxia haría menos probables estos eventos. Las regiones de baja metalicidad, por otro lado, son más propensas a recibir brotes de rayos gamma.

A respirar tranquilos.

Daniel Meza

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

 

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.