¿Es posible desaparecer algo que no existe?

Psicólogos experimentales descubrieron que una de cada tres personas puede ser convencida por un mago de que vieron desaparecer un objeto, aun cuando no este no estaba allí. Esto evidencia que el poder de la expectativa supera a nuestros sentidos.

El equipo, de la Universidad de Oxford, desarrolló su propio truco de magia para descubrirlo. Los resultados fueron publicados en la revista especializada Frontiers in Psychology.

Matthew Tompkins, director del estudio, indica que “la ciencia de la magia juega un rol significante en el desarrollo de la psicología experimental; esta siempre buscó entender cómo los magos manipulaban las percepciones de la gente”.

“Quisimos ir más allá y ver si las técnicas de desviación de atención de los magos podrían ser usadas para inducir la percepción errónea de ‘objetos fantasma’”.

Un grupo de 420 voluntarios vieron series de 5 videos silenciosos, cada uno mostrando parte de un acto de magia, e inmediatamente después se les preguntó sobre lo que vieron y cuán sorpresivo, imposible y mágico les pareció.

En los primeros cuatro videos el mago haría algo con un objeto. El primer, segundo y cuarto video mostraron trucos mágicos. El tercer video mostró deliberadamente una acción no mágica. Esto, para asegurarse de que la gente no vea un truco simplemente porque lo estaba esperando. En el quinto video, el mago hizo como que desparecía un objeto. Sin embargo, no había objeto en aquel video.

Los voluntarios fueron separados en 5 grupos y cada uno vio una serie de video con diferentes objetos: una moneda, una bola, una ficha de póker, una crayola, o un pañuelo plateado.

Los resultados fueron muy interesantes: 32% de personas estaban convencidas de haber visto algo desaparecer, con 11% de ellos nombrando el objeto no existente. Preguntados por calificar el truco, los que no reportaron el objeto dieron puntajes bajos a los ítems sorpresa, imposibilidad y magia; aquellos que creyeron ver algo dieron puntajes más altos, y aquellos que nombraron el objeto dieron los puntajes más altos.

“La gente efectivamente confunde sus expectativas con una experiencia sensorial real”, explicó Tompkins.

Para Matthew, “la ciencia de la magia es una área fascinante, y puede tener aplicaciones prácticas importantes. Al entender cómo podemos ser burlados, podemos entender mejor cómo nuestras mentes construyen experiencias conscientes”.

Daniel Meza

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.