El último gran logro de la levitación acústica

Investigadores hicieron levitar, por primera vez, una bola de poliestireno del tamaño de una pelota golf usando solamente ondas de sonido de alta frecuencia.

El experimento, realizado por científicos de la Universidad de Sao Paulo, Brazil, y de la Universidad Heriot-Watt, Escocia, fue publicado en un estudio sobre levitación acústica en la revista Applied Physics Letters.

Pese a que los científicos pudieron hacer flotar objetos pequeños como gotas de agua por años, la 'pelota de golf' es el objeto más grande en la historia que se ha hecho levitar usando el poder del sonido.

La levitación acústica funciona usando haces opuestos de ondas de sonido para crear ondas estáticas. Estas últimas, a su vez, tiene picos que oscilan entre alta y baja presión y pueden ser usados para impulsar o empujar un objeto hacia arriba, en contra de la fuerza de gravedad. 

La técnica tradicional es atrapar el objeto en el nodo de presión. Así, la ola estática debajo del objeto funciona como una paleta de ping-pong, constantemente golpeando el objeto hacia arriba.

Es la primera vez que la ‘levitación acústica’ es posible con una esfera de 50 milímetros, 3.6 veces más grande que la onda de sonido. Para ello, utilizaron una estructura trípode para utilizar tres trasductores ultrasónicos.

“Demostramos que podemos combinar varios transductores ultrasónicos para hacer flotar un objeto más grande que la onda de sonido”, indicó a Phys.org Marco Andrade, coautor del estudio.

Los investigadores esperan hacer levitar más objetos en distintos ángulos y en movimiento. La levitación acústica es importante para analizar y controlar el líquido en el espacio así como manipular objetos extremadamente calientes en la tierra. Por el momento, sin embargo, solo se trata de un encantador experimento. 

Daniel Meza

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete.

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.

Leer también

A inicios de mes, el 3 de noviembre, la República Popular China lanzó el primer cohete de carga pesada de su historia, el Larga Marcha-5, hito considerado el más grande de todos los avances espaciales del gigante asiático. Dicho lanzador empata la capacidad del imponente Delta-4 Heavy estadounidense, que puede enviar hasta 25 toneladas a la órbita baja de la Tierra. La misión pone al país presidido por Xi Jinping en una posición inmejorable en la carrera espacial y es una muestra más de cómo China es “con pleno derecho, la nueva gran potencia de la exploración espacial”, según el astrofísico Antonio Eff-Darwich. El académico y catedrático de la Universidad de la Laguna brindó una entrevista a N + 1 analizando alcances y potencialidades de aquel país en el referido campo.

China es, “con pleno derecho, la nueva gran potencia espacial” [ENTREVISTA]

El pasado 8 de septiembre la NASA lanzó desde Cabo Cañaveral la sonda OSIRIS-REx, con el objetivo de estudiar in situ al asteroide Bennu. Se trata de una misión crucial que traerá por primera vez muestras no contaminadas de un asteroide de tipo primitivo que podremos estudiar en detalle, con los mejores instrumentos de laboratorio que existen. Allí estuvo el Dr. Javier Licandro, Investigador Titular del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y colaborador en la referida misión de la agencia espacial estadounidense.

¿Estamos preparados ante el impacto de un mortal meteorito?