Fumar marihuana disminuye más el dolor en hombres que en mujeres

Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Columbia hallaron que fumar marihuana disminuye más el dolor en los hombres que en las mujeres. 

El trabajo, publicado en Drug and Alcohol Dependence, mostró cómo los hombres presentaron una disminución significativa del dolor después de fumar cannabis. Por el contrario, las mujeres no presentaron ninguna disminución del dolor, aunque sí un pequeño aumento en la tolerancia al mismo.

En su estudio, utlizaron la técnica de enmascaramiento "doble ciego" -ni el paciente, ni el investigador se conocen, si no hasta el final del experimento para evitar el sesgo-  para analizar los efectos analgésicos de 42 fumadores recreativos de marihuana.

Cada persona fue suministrada con la misma cantidad de marihuana. Posteriormente, fueron trasladados uno por uno a una tina de agua fría para ver cuánto podían tolerar la temperatura estando bajo el efecto. Finalmente, los pacientes respondieron a un cuestionario, del que resultaron las conclusiones antes mencionadas. 

Pese a las diferencia en los efectos en cada uno, coincidieron en cuán intoxicados y complacidos se sintieron después de fumar cannabis.

El cannabis es una planta de la cual se obtiene la marihuana. En su lugar originario y otros países, es utilizada como medicina alternativa.

Los investigadores han señalado que se necesita estudiar el porqué de la diferencia de los efectos en las mujeres y los hombres y conocer qué factores influyen en los efectos analgésicos del cannabis.

La marihuana, al ser una medicina alternativa, también puede ser usada por personas con esclerosis múltiple, migraña o tienen algún tumor -ya que esta ayuda a que el crecimiento del mismo no sea tan rápido-, etc. En efecto, funciona como analgésico, pero se recomienda consultar con un médico para su utilización. 

María Gracia Granara Q.

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

 

 

 

 

Novedades

Hay señales tan claras que a veces se vuelven áridas, rígidas, tirantes. A los ríos recién se los escucha cuando ya no les queda saliva. Entonces nos toca hablar a nosotros, infelices que no creemos habiendo visto. El río Paraguay es el nuevo desoído, el siguiente muerto que nos sigue dando vida para continuar siendo hijos del rigor. Así es el ciclo ingrato del hombre contra el agua

Crónica de una sequía anunciada

El río Paraguay es el nuevo desoído, el siguiente muerto que nos sigue dando vida para continuar siendo hijos del rigor

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.