Científicos descifran un libro del antiguo México de más 500 años

Investigadores de la Biblioteca Bodleiana de la Universidad de Oxford y de universidades de los Países Bajos usaron un escáner de imágenes hiperespectrales con el que descubrieron un códice mexicano que data desde antes de la colonización de América.

El estudio fue publicado en el Journal of Archaeological Science: Reports.

Se trata del manuscrito Selden, conocido también como Códice Añute, que data del año 1560 y es uno de los 20 códices que han sobrevivido desde la época pre-colonial y México temprano. De todos estos, además, es uno de los cinco documentos conservados de la zona mixteca, hoy conocida como región Oaxaca de México. 

Este códice tiene un sistema de imágenes complejo, entre símbolos y colores brillantes para contar siglos de dinastías conquistadas y genealogías. También incluye guerras y la historia de antiguas civilizaciones. En esencia, el manuscrito proporciona la mejor visión para conocer la historia y cultura de México temprano.

El manuscrito fue sometido a una serie de pruebas en 1950 al rajarse una de sus página, momento en el que descubrieron que ocultaba un códice anterior. Los investigadores sospecharon que se trataba de un códice palimpsesto: un manuscrito que conserva las huellas de una escritura anterior a la que se encuentra sobre la superficie.

¿Cómo es este código? Es una tira de piel de siervo de 5m de largo que fue cubierta con yeso blanco y doblado en forma de acordeón dentro de un archivador de 20 páginas.

En él se puede ver personajes sentados o de pie en la misma dirección. Ya se han visto antes escenas similares, en las que existen un rey y un consejo que lo acompaña; sin embargo, a través del análisis del códice se encuentra también personajes femeninos (mujeres) lo cual genera interrogantes sobre lo que representan las escenas.

Por otro lado, las imágenes muestran a un individuo prominente que aparece repetidas veces y está representado como un glifo ("señor") con un cuchillo y una soga. Dicho personaje parece asemejarse a uno que fue encontrado en los códices Bodley (actualmente en la Biblioteca Bodleiana) y Nuttall (del Museo Británico), ligados a dos linajes situados en las arqueologías de Zaachila y Teozacualco. 

Se cree que el manuscrito no coincide con otros, lo que podría hacerlo parecer único y valioso para analizar restos arqueológicos del sur de México. En efecto, los investigadores continuarán estudiando el códice con el fin de descubrir todo el mensaje oculto.

Para revelar el significado del documento sin dañar su material, los científicos se tomaron unos cuatro o cincos años probando diversas técnicas. Hasta el momento, según informa la página oficial de la universidad, ninguna otra técnica había sido capaz de revelar la historia oculta sin dañar la pieza.

Para esta hazaña se analizó siete páginas del manuscrito sin emplear pigmentos con rayos X. Esto último permitirá a que obras de arte antiguas que se descubran después no sean sometidas a los rayos X.

María Gracia Granara Q.

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

 

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.