La aeronave más grande del mundo se estrelló de nariz

El Airlander 10, la aeronave más grande del mundo, se estrelló durante un vuelo de prueba en el aeródromo de Cardington en Bedfordshire, Inglaterra.

La nave se cayó de nariz al suelo al momento de aterrizar. Incluso un testigo contó que la misma perdió estabilidad al chocar contra un poste de telégrafo cerca del lugar de aterrizaje.

Sin embargo, la compañía Hybrid Air Vehicles (HAV), negó las acusaciones del impacto contra el poste e indicó que está investigando las causas exactas del accidente.

El fabricante de la aeronave, manifestó que nadie resultó herido durante este segundo vuelo de prueba (el primero lo hizo el 17 de agosto).

"Todos los tripulantes están a salvo y no hay lesiones", publicó HAV a través de su cuenta de Twitter. Posteriormente, un portavoz indicó: "El vuelo salió muy bien y el único problema fue cuando aterrizó."

El aparato es una evolución del dirigible Zeppelin. El Airlander 10 es un híbrido de aerostato, helicóptero y aeroplano que mide 92 metros de largo, 43,5 de ancho y tiene la capacidad de llevar hasta 10 toneladas de carga. Según sus creadores, podría permanecer hasta cinco días en el aire. 

Puede ir a una velocidad máxima de 150 km/h y consume 60% menos de combustible que los aviones convencionales. Asimismo, se impulsa gracias a cuatro motores turbodiésel. Su exterior está fabricado de tres capas de tela, incluyendo una de Vectran, un material que es cinco veces más resistente que el acero. En su interior usa gas de helio.

La empresa que lo desarrolla manifestó que va a mantener su hoja de ruta, es decir, perfeccionar el Airlander 10 para que sea capaz de vigilar territorios desde el aire, enviar ayuda, e incluso para transportar pasajeros. Asimismo, HAV espera construir 10 naves como esta para 2021. Su modelo está basado en la aeronave estadounidense LEMV, desarrollada por el pentágono en la segunda mitad del 2000. 

Miguel Guerra L.

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.

Leer también

A inicios de mes, el 3 de noviembre, la República Popular China lanzó el primer cohete de carga pesada de su historia, el Larga Marcha-5, hito considerado el más grande de todos los avances espaciales del gigante asiático. Dicho lanzador empata la capacidad del imponente Delta-4 Heavy estadounidense, que puede enviar hasta 25 toneladas a la órbita baja de la Tierra. La misión pone al país presidido por Xi Jinping en una posición inmejorable en la carrera espacial y es una muestra más de cómo China es “con pleno derecho, la nueva gran potencia de la exploración espacial”, según el astrofísico Antonio Eff-Darwich. El académico y catedrático de la Universidad de la Laguna brindó una entrevista a N + 1 analizando alcances y potencialidades de aquel país en el referido campo.

China es, “con pleno derecho, la nueva gran potencia espacial” [ENTREVISTA]