Nadie puede leer este manuscrito, pero sus copias valdrán $9.000

Una casa editora española finalmente recibió el permiso de hacer copias exactas del Manuscrito Voynich, un libro del siglo 15 escrito en un código misterioso que nadie ha logrado descifrar. Por siglos, los científicos y algunos de los mejores criptógrafos dedicaron sus vidas para resolver este rompecabezas, pero nadie lo consiguió.

Se cree que con cientos de copias circulando, podríamos finalmente obtener algunas respuestas. “El Manuscrito Voynich puso en problemas a las mentes más brillantes por siglos", dijo Bill Sherman de la Librería Folger Shakespeare, de Estados Unidos, al Washington Post hace algunos años. 

El manuscrito actualmente está encerrado en la bóveda de la Librería Beinecke del Libro Raro y el Manuscrito de la Universidad de Yale. Hasta el momento, a ninguna casa editora se le permitió acceder al manuscrito para hacer copias, pero después de 10 años de pedidos, Siloe lo consiguió.

Pronto, 898 réplicas estarán disponibles al público –por un costo de 9.000 dólares cada una- con cada mancha, agujero y desgarro en el documento original, minuciosamente  reproducidos.

Durante siglos, se creyó que había sido escrito en el siglo 13 por un fraile inglés franciscano y ‘mago’, Roger Bacon, quien estaba tan envuelto en la magia que acabó en la cárcel. Pero al aplicarle la datación del carbono se descartó lo previo, al descubrirse que se hizo entre 1404 y 1438.

Algunos sospecharon entonces que el trabajo fue escrito por un joven Leonardo da Vinci, y hasta extraterrestres, aunque nadie ha sido capaz de atribuirle un autor con certeza absoluta.

Al no tener autor ni interpretación, el manuscrito fue bautizado con el nombre de su propietario temporal, el anticuario lituano Wilfrid Voynich, quien lo compró en 1912 de una colección de libros raros de Jesuitas en Italia y fue, a final de cuentas, quien lo hizo famoso.

El inusual texto contiene ilustraciones que rebasan los bordes de la página acomodando el texto en configuraciones surreales de plantas raras, figuras humanas y constelaciones desconocidas. También hay mujeres con “abdómenes hinchados” inmersas en “fluidos interactuando raramente con cápsulas y tubos interconectados”, según la descripción de la librería Beinecke. 

La extrañeza de las imágenes, sin embargo, es empequeñecida por el texto, totalmente indescifrable. Los especialistas afirman que no coincide con otro lenguaje visto antes.

Se espera que alguno de los compradores -o las personas que lean el libro desde las librerías o instituciones académicas que lo adquieran- puedan a tener un momento Eureka para descubrir lo que dice el Voynich.

Queda, por otro lado, una posibilidad de que la información contenida permanezca en el misterio por toda la eternidad. Si deseas, puedes intentar leer el manuscrito digitalizada aquí.

Daniel Meza

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.