Los rusos crearon un vehículo de guerra operado a control remoto

Los rusos diseñaron a un vehículo de guerra con un cañón de tanque que será controlado a control remoto, informó la agencia oficial Tass. Tigr, así se llama el auto no tripulado, también será capaz de hallar y seguir a enemigos de forma automática. 

El operador, a cierta distancia del vehículo no tripulado, podrá manejar al Tigr mediante un casco y movimientos de cabeza.

El vehículo blindado ha sido creado en base al modelo todoterreno Tigr (una versión anterior con conductor). El nuevo Tigr está equipado con un cañon automático de 30 mm del complejo sistema de tanques Uran-9. Además tendrá una torre giratoria que puede llevar ametralladoras o lanzagranadas automáticas AGS-17.

"Creo que ya para el año 2017 construiremos un prototipo y en 2018 empezaríamos las pruebas y seguiríamos con la fabricación comercial", declaró el director general de Empresa Industrial-Militar (VPK, por sus siglas en ruso), Alexandr Krasovitski.

Es la primera vez que un armamento de este calibre se utilizará en un vehículo de este modelo, indicó Serguéi Suvorov, representante de la Empresa Industrial-Militar de Rusia. 

El Tigr es un vehículo blindado dotado de un motor diésel con turbosoplante, un auto militar con un peso que puede variar de 6,7 a 9 toneladas. 

Antes, la empresa de seguridad Rosoboronexport desarrolló para el gobierno ruso el Uran-9, un tanque no tripulado que, al igual que Tigr, será capaz de detectar perseguir a sus enemigos de modo automático.  

Miguel Guerra L.

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.