Este delfín no podía respirar, pero aprendió a hacerlo con la boca

Un delfín aprendió a respirar a través de la boca al presentar problemas en su espiráculo (orificio respiratorio), lo que subraya la habilidad de adaptarse de este mamífero, según un estudio publicado en la revista Marine Mammal Science.

El cetáceo adulto, de nombre Héctor (Cephalorhynchus hectori) fue encontrado en enero del 2014 en la costa de Christchurch en Nueva Zelanda.

El equipo de Steve Dawson en la Universidad de Otago de aquel país estudiaba a las especies en peligro como parte de un proyecto de conservación de largo plazo, cuando notaron un comportamiento inusual en uno de los de miembros de un grupo de siete delfines.

Cada vez que el Héctor salía a la superficie, levantaba su cabeza fuera del agua un poco más de lo normal y de modo inclinado. Mientras que su orificio respiratorio permanecía cerrado, su boca se abría ampliamente y hacía un sonido que evidenciaba cómo absorbía aire.

Hasta el momento, se desconocía que los delfines eran capaces de respirar a través de sus bocas. Para esto, un delfín necesitaría mover su laringe de su usual posición, para permitir que los tractos respiratorios y digestivos se comuniquen, dice Dawson.

El animal probablemente aprendió esto después de que su espiráculo se bloqueara por un objeto externo o lesión, o porque los músculos alrededor no funcionaban correctamente, según el biólogo. “El delfín halló una solución propia a lo que fue un problema patológico”.

Antes, algunos delfines en cautiverio han sido grabados usando sus bocas soplar burbujas mientras jugaban.

Peter Harrison de la Universidad Southern Cross en Australia dice que el hallazgo coincide plenamente con la literatura previa sobre la inteligencia y adaptabilidad de los delfines. “No me sorprendería que ellos piensen: si esto funciona, lo usaré”.

El equipo de Dawson ya revisó al delfín más de una docena de veces y lo encontró saludable. “Está en gran forma, y se ve muy normal, a excepción de su manera extraña de respirar”, dijo.

El espiráculo es el orificio nasal ubicado en la parte superior de la cabeza de los cetáceos (delfines, orcas, ballenas o narvales), a través del cual se respira el aire de la superficie. Es equivalente a las fosas nasales de otros mamíferos. Al salir a la superficie, estos animales expulsan con fuerza el aire de sus pulmones.

Daniel Meza

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

 

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.