El fósil más antiguo de la tierra fue hallado en Groenlandia

Científicos han hallado lo que creen es el fósil más antiguo sobre la Tierra, un remanente de vida de hace 3.700 millones de años, cuando el cielo era color naranja y el mar era verde. 

El estudio, publicado en Nature, descubrió los restos de estructura de una comunidad de microbios que habitaba en el fondo del mar y estaba conservado en rocas metamórficas en el llamado Cinturón Supracortical de Isua, al sudoeste de Groenlandia.

En la muestra rocosa que solía estar cubierta con hielo y nieve, lo que se derritió después de una primavera excepcionalmente cálida, el equipo australiano halló estromatolitos, estructuras microscópicas envueltas en capas frecuentemente producidas por una comunidad de microbios. Los estromatolitos medían entre uno y cuatro centímetros de altura.

Los científicos utilizaron las capas de ceniza volcánica con pequeñas cantidades de zirconio, uranio y plomo para determinar que el fósil tenía una antigüedad de 3.700 millones de años.

Este descubrimiento muestra que la vida puede haberse formado más rápidamente y más fácilmente de lo que pensamos alguna vez (alrededor de 500 millones de años después de que la Tierra se formó). Esto puede dar incluso esperanza de que la vida se forme en otros lugares como Marte, dijo Martin VanKranendonk de la Universidad de Gales, coautor del estudio y director del Centro Australiano de Astrobiología. 


Un primer plano de una de las capas de estromatolitos.

Los científicos pensaron que esto tomaría por lo menos 500 millones de años para que la incinerada Tierra se empiece a enfriar un poco. Esto muestra que podría haber pasado antes, dijo. Esto porque el nuevo fósil es muy complejo para haberse formado inmediatamente después de las primeras formas de vida, agregó VanKranendonk.

En 1983 fueron hallados en Australia los restos de vida con una antigüedad aproximada de 3.500 millones de años. Sin embargo, este descubrimiento supera la cifra en 200 millones de años.

Miguel Guerra L.

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.

Leer también

El pasado 8 de septiembre la NASA lanzó desde Cabo Cañaveral la sonda OSIRIS-REx, con el objetivo de estudiar in situ al asteroide Bennu. Se trata de una misión crucial que traerá por primera vez muestras no contaminadas de un asteroide de tipo primitivo que podremos estudiar en detalle, con los mejores instrumentos de laboratorio que existen. Allí estuvo el Dr. Javier Licandro, Investigador Titular del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y colaborador en la referida misión de la agencia espacial estadounidense.

¿Estamos preparados ante el impacto de un mortal meteorito?