Comer yogurt entero hace felices a mujeres; el 'light' las deprime

Las mujeres que comen yogurt entero (o sin descremar) son menos propensas a ser diagnosticadas con depresión que mujeres que comen yogurt bajo en grasas, determinó un estudio de la Universidad de Navarra, España. 

Los autores del trabajo, publicado en el Journal of Nutrition, se propusieron investigar posibles vínculos entre la dieta y el riesgo de depresión.

A la fecha, existe evidencia que las bacterias del intestino pueden afectar la salud mental. Esta tiene que ver directamente con el consumo de probióticos (comida como el yogurt que contiene bacteria) y prebióticos (comida alta en fibra, que sirve como combustible para la bacteria).

Los investigadores observaron la dieta y la información de salud de 13.539 hombres y mujeres saludables, midiendo su consumo de yogurt entero, yogurt bajo en grasas, y fibras prebióticas. Durante un seguimiento de 9,3 años, 727 personas fueron diagnosticadas con depresión.

Aquellos que comieron siete o más raciones de yogurt entero cada semana fueron 22% menos propensos a deprimirse que aquellos que comieron menos de la mitad de una ración semanal. Este hallazgo solo fue estadísticamente significativo en mujeres.  

El consumir grandes cantidades de yogurt bajo en grasas (que normalmente tiene más azúcar que el normal) fue asociado con mayor riesgo de depresión en los primeros dos años del estudio, pero no después de todo el período de seguimiento. No hubo relación entre el consumo de fibra prebiótica y la depresión.

Estos hallazgos son preliminares y observacionales –puede que las personas que coman yogurt entero tengan otros hábitos que los hagan menos propensos a desarrollar depresión (los autores sugirieron una prueba controlada donde los participantes sean asignados aleatoriamente yogurt).

Asimismo, los próximos estudios, dice el trabajo, necesitarán clarificar porqué la asociación yogurt-depresión varía dependiendo del contenido de grasa del yogurt.

Recientes investigaciones han detectado formas de combatir la depresión a través de la nutrición. Según un estudio, dietas altas en frutas, vegetales y granos integrales reducen cambios de humor, ansiedad y depresión. Del mismo modo, una investigación halló que los arándanos podrían ayudar a reducir los impulsos genéticos y bioquímicos detrás de la depresión y tendencias suicidas en personas con trastornos por estrés post-traumáticos.

Daniel Meza

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.