Obama explica cómo los humanos llegarán a Marte el 2030

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, prometió que la NASA llevará a la humanidad a Marte en el 2030. Con esto, el gobierno de los Estados Unidos se suma a los recientes anuncios de las empresas Space X y Boeing, quienes aseguraron serían las primeras compañías en poner al hombre en el planeta rojo. 

“Nos hemos trazado un logro vital para el siguiente capítulo de la historia de Estados Unidos en el espacio que es enviar humanos a Marte el 2030 y regresarlos a salvo a la tierra, con la ambición de algún día permanecer allí por un tiempo más largo”, escribió el mandatario en un artículo publicado en CNN a título personal.

Para ello se necesitará cooperación permanente entre el gobierno y los innovadores privados, afirmó. Este esfuerzo se vio reflejado en el hecho de que la NASA instaló recientemente de un puerto en la Estación Espacial Internacional (ISS) en agosto, con el objetivo de recibir a naves tripuladas de Boeing y SpaceX en el 2017 y  el 2018. Esto, según Obama, es la base para el futuro viaje al planeta rojo.

Para ello, la NASA junto a socios comerciales desarrolla habitáculos que mantendrán a los humanos vivos durante el viaje y potencial estadía en Marte. Seis compañías trabajan actualmente en estos prototipos —que fueron anunciados inicialmente en agosto— denominados “módulos de hábitat en el espacio profundo”.

La idea es que estos prototipos sean capaces de adaptarse en el espacio para transportar con salud a astronautas en una misión de larga duración como un viaje a Marte, dijo Charles Bolden, administrador de la NASA en el blog de la agencia espacial. Una vez desarrollados estos habitáculos en una primera etapa, realizarán pruebas en el espacio y en la Luna antes de ser usadas en Marte a partir del 2030.


Obama cree que el viaje a Marte será posible con un esfuerzo entre los sectores público y privado.

 

Como respondiendo a las críticas las críticas de los aparentemente lentos avances en el espacio en los últimos años, indicó que “los descubrimientos espaciales no ocurren de inmediato, toman años de pruebas, paciencia y compromiso con la educación”.

El mes pasado, SpaceX sorprendió a todos con su plan de enviar a los humanos a Marte el 2023, pero muchos expertos apuntaron que la compañía no tiene los fondos necesarios para que se haga esto posible —lo que pone en cuestión las ambiciones de Elon Musk. Pocos días después, Boeing anunciaba en México —a través de su director Dennis Muilenburg— que serían los primeros en llevar a la humanidad al planeta rojo.

Cinco años atrás, indicó el presidente, las compañías estaban relegadas del mercado espacial; hoy, gracias al trabajo base que hizo la NASA, tienen más de un tercio de esta torta. Más de 1.000 compañías cerca de 50 estados trabajan en iniciativas espaciales.

Otros campos que el sector privado explora en el espacio, aparte del arribo de los humanos a Marte, es el turismo espacial y la minería espacial. En cuanto a lo primero, empresas como SpaceX, Blue Origin, Space Adventures, Virgin Galactic, entre otras y hasta una empresa china planean y ya realizan pruebas para lanzar pronto vuelos orbitales y suborbitales. En lo que se refiere a la actividad extractiva, las firmas estadounidenses Planetary Resources, así como Deep Space Industries anunciaron ya sus aspiraciones de explotar los recursos mineros del espacio. En el Reino Unido, Asteroid Mining Corporation persigue los mismos objetivos. Desde el 2012, la NASA realiza estudios que investigan y evalúan las posibilidades de extracción minera en el espacio en términos de medios, métodos y sistemas.

Daniel Meza

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.