Embarazos asistidos en mujeres mayores son menos riesgosos

Un análisis de 300.000 nacimientos sugiere que las mujeres de mayor edad, que quedan embarazadas gracias a técnicas de reproducción asistida, tienen menos probabilidades de engendrar hijos con defectos de nacimiento, en comparación con gestantes naturales. El estudio fue publicado en BJOG: An International Journal of Obstetrics & Gynaecology.

Contrariamente a la idea que asocia la edad avanzada y la reproducción asistida con anomalías congénitas —síndrome de Down, condiciones cardiacas, paladar hendido— el estudio conducido por Michael Davies, de la Universidad de Adelaida, Australia, arrojó que las mujeres mayores que concibieron mediante fertilización in vitro (FIV) o inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) tenían menos probabilidades de tener hijos con anomalías, tras analizar un importante grupo de nacimientos, registrados entre 1986 y 2002 en el sur de Australia.

Las chances calculadas fueron menores que las registradas en mujeres más jóvenes y en gestantes en el mismo rango de edad que concibieron usando las mismas tecnologías.

La tasa de bebés con defectos congénitos graves, entre madres de 29 años o menos que concibieron naturalmente, fue del 6%; mientras que entre las mujeres de 40 o más, también gestantes sin asistencia, fue de 8%. Sin embargo, con fertilizaciones in vitro, los bebés nacidos defectos fueron solo el 4%, en el grupo de madres mayores; entre las gestantes más jóvenes que usaron este método la cifra fue de 9%. Las madres de mayor edad que usaron la ICSI tuvieron tasas del 6%, mientras que las más jóvenes, de 11%

Davies explica que ello se debería a que los fármacos utilizados para estimular la ovulación en la reproducción asistida tienen un efecto protector sobre el desarrollo de los óvulos de mujeres mayores. Las mujeres más jóvenes reciben estos fármacos durante los tratamientos de fertilidad también, pero sus efectos pueden variar según la edad, sugiere.

Una teoría alternativa es que los embriones para FIV e ICSI son igual propensos a tener defectos de nacimiento, pero tienen menos probabilidades de sobrevivir hasta el fin del embarazo en mujeres mayores.

Davies resalta la importancia del estudio a la luz de que la edad promedio de las madres primerizas es cada vez mayor en todo el mundo.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CCPEEU) de los Estados Unidos, desde 1981 han nacido 200.000 bebés in vitro. Por su complejidad y costo, solo 5% de parejas infértiles buscan un embarazo con este método. En las mujeres mayores de 40 años, la FIV tiene una tasa de éxito de 11,5% en los Estados Unidos, según los CCPEEU.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.