El “ojo de halcón” falla e inventa gol en Italia

La tecnología de “ojo de halcón”, que se emplea en la Serie A italiana, la liga de fútbol profesional más importante del país europeo, falló el último fin de semana, decretando un gol que no se había dado, en favor de la Sampdoria, en su choque contra el Genoa, en el clásico genovés.

Atención al segundo 55.

El balón con que se jugaba el encuentro, que cuenta con un chip y una serie de sensores que registran con exactitud la posición del esférico con respecto a la línea de gol, fue cabeceado por el jugador argentino Matías Silvestre, cerca al minuto 39, golpeó el travesaño y picó con violencia cerca a la línea de gol. En ese instante, los sensores de la pelota le indicaron al árbitro principal del encuentro —a través de un zumbido y una señal luminosa en su reloj— que se acababa de marcar un tanto. Ninguno de los jugadores cerca a la jugada reclamó al respecto, con lo cual el árbitro tuvo que detener el partido para cotejar con sus colegas y de3cidir qué había ocurrido. El tanto, finalmente, no fue dado por válido por el réferi.

La firma Hawk-Eye, de la que es propietaria Sony, brinda el servicio tecnológico en el campeonato italiano. La compañía explicó que la lectura errónea se debió a un cortocircuito que se dio en el mecanismo del balón. La Serie A ha descartado que vaya a dejar de usar esta tecnología.

Esta tecnología fue adoptada por las ligas más competitivas de fútbol profesional desde el 2014. Consiste en la instalación de siete cámaras por cada arco en los estadios donde funciona este servicio. Estas cámaras advierten la ubicación del balón donde sea, incluso si solo es parcialmente visible. La información brindada por un software de control de ubicación es combinada con lo registrado por las cámaras, para ubicar con exactitud milimétrica al balón. Incluso si solo dos de las siete cámaras pueden divisarlo en el campo de juego.

La firma asegura que su sistema es tan preciso que nunca una repetición instantánea ha demostrado que alguno de los resultados que haya arrojado sean errados. No obstante, parece que la hora llegó para este sistema, usado también en las ligas de fútbol de primera división de Holanda, Alemania e Inglaterra.

Esta tecnología es bastante popular en el tenis, donde se aplica desde 2005. Asimismo, en el vóley, hockey, rugby, baloncesto, bádmington, béisbol, atletismo, cricket, entre otros.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.