Diez fascinantes ejemplos de lo que puede ser impreso en 3D [FOTOS]

La revolucionaria técnica de las impresiones 3D deslumbra actualmente en campos tan diversos como la arquitectura, la salud, la bioingeniería, el arte, la comida, la música o la aeronáutica y parece no tener límites. Sus alcances maravillan al propio Chuck Hull, quien desarrolló por primera vez esta tecnología en los años 80 para posiblemente volverla una de las más influyentes en el presente y el futuro. Te presentamos algunos de los casos más fascinantes, que son premonición de muchas otras creaciones que seguramente que están por venir. 

Las impresiones 3D prometen ser un recurso de infinita utilidad para la medicina. Científicos de la Universidad Northwestern de Illinois crearon el mes pasado una tinta de impresión 3D capaz de fabricar implantes de hueso artificiales que a su vez ayudan a la regeneración ósea y al crecimiento. Los detalles de esta invención fueron publicados en la revista Science Traslational Medicine. La misma, que ya ha sido probada con éxito en animales, podría ser de gran ayuda para niños con defectos y cuyos huesos están en crecimiento, dado que es elástica y no necesitaría de repetidas intervenciones.

Asimismo, contribuyen con la fabricación de extremidades prostéticas abaratando costos y procedimientos. Una mano biónica como esta, diseñada por la firma japonesa exiii, habría costado decenas de miles de dólares hace unas décadas. Hoy, con una impresora 3D, puede hacerse con menos de 300 dólares. La firma solo debió encargarse de modelar el brazo en el ordenador. La prótesis, llamada HACKberry, está disponible para que cualquiera la pueda descargar.

 

La técnica también ha incursionado en el mundo de las armas. Esta es la primera pistola impresa en 3D, hecha por Cody Wilson en Austin, Texas, en el 2013. Stratasys, la empresa que creó la impresora que usó Wilson, sin embargo, no estuvo de acuerdo con la idea del usuario y le pidió la devolución del equipo.


En 1983, apareció el primer objeto impreso en 3D de la historia. Por primera vez, Hull había desarrollado la técnica conocida como estereolitografía, usada para la producción de modelos o prototipos de piezas plásticas. Esta pequeña forma en forma de taza pequeña fue lo primero que se imprimió con la innovación del estadounidense cofundador de 3D Systems.

Las impresiones tridimensionales también alcanzan a la industria automotriz. El cuerpo de este auto eléctrico fue hecho en una sola pieza por una impresora 3D gigante en Chicago, en el 2014. Tomó 45 horas para imprimirse, y luego el resto de las partes mecánicas fueron hechas usando métodos convencionales. Algunos otros vehículos han continuado siendo impresos en 3D, incluyendo un nano-auto de carrera.

Aunque parezca increíble, partes del cuerpo también entran en esta lista. El artista holandés Diemut Strebe creó esta réplica de la oreja izquierda de Vincent van Gogh. El diseño no es de plástico; está compuesto de células vivas derivadas de un tejido del bisnieto de Van Gogh.

El mazapán, los chocolates, las galletas y los helados son alimentos que se prestan para ser impresos en 3D. Aquí, un chocolate impreso 3D de la empresa ChocEdge.

Este hermoso violín también fue creado por la tecnología 3D en base a resina transparente en Francia, el 2015. El instrumento fue basado en el modelo Stradivarius; luego, el diseño fue modificado para darle la mejor distribución de peso y propiedades acústicas.

Una impresión de importantes proporciones, por otro lado, fue la de una pieza llamada “ajuste-y-taladro”, parte que recubre las alas de los aviones comerciales de Boeing. Es hasta el momento el objeto sólido en 3D de una sola pieza más grande del mundo, algo que le ha valido para ganar un récord Guinness.

Y entre las impresiones a gran escala, la compañía china HuaShang Tengda imprimió una casa entera de dos pisos en Beijing. Primero, la  empresa hizo la estructura de la casa y luego la recubrió de concreto usando una gigantesca impresora 3D. Su construcción demandó solo 45 días —desde el inicio hasta el final: métodos tradicionales normalmente se toman meses para lograr los mismos resultados.

 

Daniel Meza

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.

Leer también

A inicios de mes, el 3 de noviembre, la República Popular China lanzó el primer cohete de carga pesada de su historia, el Larga Marcha-5, hito considerado el más grande de todos los avances espaciales del gigante asiático. Dicho lanzador empata la capacidad del imponente Delta-4 Heavy estadounidense, que puede enviar hasta 25 toneladas a la órbita baja de la Tierra. La misión pone al país presidido por Xi Jinping en una posición inmejorable en la carrera espacial y es una muestra más de cómo China es “con pleno derecho, la nueva gran potencia de la exploración espacial”, según el astrofísico Antonio Eff-Darwich. El académico y catedrático de la Universidad de la Laguna brindó una entrevista a N + 1 analizando alcances y potencialidades de aquel país en el referido campo.

China es, “con pleno derecho, la nueva gran potencia espacial” [ENTREVISTA]