La realidad virtual entrenará a paciente de trasplante de cabeza para su nuevo cuerpo

El neurocirujano Sergio Canavero, quien planea llevar el primer trasplante de cabeza en humanos, reveló hace poco el sistema de realidad virtual que “preparará a pacientes para la vida en un nuevo cuerpo”. Canavero quiere realizar la operación el próximo año y cree que la operación llevará a personas paralíticas desde el cuello hacia abajo caminar otra vez.



Valery Spiridonov, un ruso que se transporta gracias a una silla de ruedas, es el voluntario para la primera operación, que incluiría un congelamiento de la cabeza para evitar la muerte de las células y tubos conectores de las principales arterias y venas. La médula espinal sería cortada, reparada y fusionada a un cuerpo donante y la piel unida por costuras. Aun si la operación sea exitosa, de acuerdo a quien lidera esta iniciativa, el proceso podría llevar a reacciones psicológicas inesperadas en el paciente mientras se acostumbra a su nueva vida. Por ello actualmente la empresa Bioengineering Technologies desarrolla un sistema de realidad virtual para preparar al paciente para su nuevo cuerpo. El mismo permitiría a todos los futuros usuarios tratamiento realizar sesiones meses antes de la operación.

Canavero, director del Turin Advanced Neuromodulation Group, mostró su último ‘hito’ en una conferencia en el Colegio Real de Médicos y Cirujanos en Glasgow, Reino Unido.

El sistema RV funcionaría con un arnés que le permite al paciente practicar la posición de estar parado en conjunto con un equipamiento de realidad virtual. También pueden usarse controles manuales. Una vez dentro, el paciente deberá realizar actividades que requieran movimientos corporales. Dichas experiencias serán basadas en técnicas ya usadas antes en neurorehabilitación.


El sistema busca entrenar a pacientes y acostumbrarlos a un nuevo cuerpo.

 

Otro de los avances que presentó Canavero es un nuevo método para cortar la médula espinal, un proceso delicadísimo cuyo reto es evitar dañar los nervios. Para ello, se desarrolló una cuchilla, “la más precisa del mundo”, que puede controlar cortes de hasta a un micrómetro (un millonésimo de metro) —desarrollada por científicos de la Universidad de Illinois.

Canavero anunció por primera vez sus planes de conducir un trasplante de cabeza en el 2013. Fue el ruso Valery Spiridonov quien se ofreció como voluntario para la primera cirugía de este tipo –Spiridonov sufre de atrofia muscular espinal. Se espera que la operación se lleve a cabo del 2017. Entonces, el cuerpo del paciente se someterá a un enfriamiento profundo tras lo cual será cortado en simultáneo al cuerpo del donante para obtener cortes limpios. La cabeza será adjuntada al cuerpo del donante con la ayuda de una solución llamada polietilenglicol (PEG).


Dentro de la realidad virtual, el individuo podrá practicar movimientos corporales.

 

Esta sería inyectada en ambas terminaciones de la médula para ayudarlas a fusionarse. Por su parte, los músculos y el suministro de sangre serían cosidos juntos mientras el paciente es inducido a coma para permitir su curación. En ese lapso, el paciente recibiría pequeños shocks eléctricos para estimular su médula y fortalecer las conexiones entre su cabeza y nuevo cuerpo. Conforme se recupere del coma, se espera que pueda moverse, sentir su rostro y hasta hablar con la misma voz. Asimismo, una serie de poderosos inmunosupresores deberán serle recetados para evitar que el nuevo cuerpo sea rechazado. Se cree también que el paciente recibirá un tratamiento psicológico intensivo.

Según un estudio presentado por el científico Surgical Neurology International, el método funcionó exitosamente en ratas y un perro, aunque muchos expertos en la comunidad científica criticaron el trabajo por “falta de evidencias contundentes”.

 

Daniel Meza

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.

Leer también

El glioblastoma es considerado el tumor cerebral más común y maligno, y tiene recaídas frecuentes. La extirpación quirúrgica del tumor, seguida de radiación y quimioterapia suele recortar la vida de los pacientes, de ahí que un método que prolongue la vida significa mucho para ellos, tanto como para los expertos en el campo. Un tratamiento características similares al referido nuevo método podría ser la temozolomida, que apareció hace 15 años. Esta es capaz de dañar el ADN del tumor, previniendo la división de las células cancerígenas y desencadenando su muerte. La eficacia de este fármaco, sin embargo, es limitada y variable.

El tratamiento que alarga la vida de pacientes con cáncer cerebral