Cinco regalos científicos baratos para tu amigo nerd esta Navidad

Todos conocemos a un nerd, empollón o friki en el trabajo, escuela, la familia o la facultad. Aquel amigo o primo demasiado estudioso que nunca deja de llevar un libro bajo el brazo y que, si bien no tiene grandes habilidades sociales, ostenta grandes conocimientos y es un apasionado del estudio, la academia, la ciencia o  la tecnología. Lamentablemente, los gadgets de última generación o las consolas de videojuegos que ellos disfrutan no siempre están al alcance del bolsillo de muchos, y a raíz de esto el portal Popsci hizo una recopilación de una serie de pintorescos regalos para ellos —aunque seguramente serán igual de simpáticos para cualquiera. Aquí enlistamos a los mejores:

 

Un microbio gigante de peluche
Todos hemos abrazado a un oso de peluche, pero… ¿cuántos hemos tenido a la oportunidad de apachurrar a un virus, una bacteria o una célula? Los fanáticos de la biología seguramente adorarán a uno de estos ejemplares. El de la foto es una neurona (para los estudiosos del cerebro humano), pero también hay tiernas versiones —si es que cabe el término—de glóbulos rojos, de la penicilina, del virus zika, y hasta el del resfriado común. Puedes adquirirlos por $15 en Amazon.


Una neurona de peluche.

 

Mapas o posters llenos de información
Los frikis o nerds siempre están buscando aprender cosas nuevas. ¿Por qué no colgar un poco de buena información de calidad gráfica en las paredes? Los posters siempre son económicos —siempre y cuando no le quieras poner marcos costosos— pero ese es un trabajo del que no te debes encargar necesariamente. Lo más importante está en el contenido: podrías probar con un poster antiguo ($2), o uno moderno ($5), una tabla periódica si tienes un compañero químico ($2). Finalmente, si el afortunado es un entusiasta del futurismo y la ciencia ficción, seguramente recibiría muy bien posters promocionando visitas a planetas fuera de esta galaxia (se pueden descargar por internet libremente).


Mapamundi vintage.

 

Una lámpara de plasma
Como decoración de escritorio, una lámpara de plasma no solo es divertida: hay toda una ciencia detrás de su inquietante y travieso resplandor. Un verdadero ‘nerd’, un auténtico Sheldon Cooper, va a adorar explicar a sus amigos cómo esta funciona. El juguete es una combinación perfecta: es pequeño, ocupa muy poco espacio y cuesta $16 en la tienda de Bezos.


Una lámpara de plasma.

 

Un giroscopio
El giroscopio, un objeto curioso que se balancea tan bien que continúa girando cuando debería haber caído, es un juguete clásico de nerds. Ellos lo conocerán muy bien; en simple, se define como un disco cuyo eje de rotación es libre de asumir cualquier orientación por sí mismo sin ser afectado por el movimiento o la rotación de la montura, motivo por el cual es usado para medir y mantener la orientación en distintos aparatos. Quizás no sea tan vistoso a primera vista como una lámpara de plasma, pero puede ser tan o más divertido al momento de jugar con él y vale menos de $11.

 


El giroscopio.

 

Una verdadera taza de café

Una taza cuya decoración sea la descripción exacta de la molécula de la cafeína ($11) demostrará que tu amigo friki de la química sabe exactamente qué es lo que ingerirá.


La taza y la fórmula molecular de la cafeína.

 

Daniel Meza

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.