La masa total de la tecnósfera pesa 30 billones de toneladas

Por primera vez, la ciencia ha llegado a un estimado de lo que pesa la tecnósfera —un concepto que define todo lo hecho por la humanidad en el planeta. En total, según un estudio liderado por la Universidad de Leicester, en el Reino Unido, es de aproximadamente 30 billones de toneladas. El estudio fue publicado en The Antropocene Review.

La tecnósfera incluye todas las estructuras humanas como edificios, pistas y puentes, aunque también creaciones pequeñas como los gadgets, ordenadores, ropa y libros. Los desperdicios —toda la basura y escombros resultantes de la actividad humana— son parte de ella, como también lo es todo ambiente natural alterado para mantener a la humanidad viva, como granjas para comida, o minas para la energía. Los investigadores “pesaron” todo esto basándose en cifras de una gran base de datos de estudios analizando alrededores, incluyendo información topológica, subterránea y marina. El término apareció por primera vez en un trabajo del 2014 del geólogo e ingeniero ambientalista Peter Haff de la Universidad de Duke —que también participó del presente estudio.

Para hacernos una mejor idea de qué tanto el número mencionado más arriba representa: si la tecnósfera pesa 30 billones de toneladas, ésta divida entre toda la superficie terrestre nos daría un resultado de más de 50 kilos por cada metro cuadrado.

Los autores del trabajo sugieren que la cifra es una aproximación bastante preliminar y al mismo tiempo advierten que más importancia que el peso exacto de la referida tecnósfera recae en las consecuencias que la misma trae consigo para el planeta.

Los investigadores resaltan que la tecnósfera es mucho más que simplemente peso: esta ha permitido la producción de una enorme cantidad de objetos materiales, desde simples herramientas y monedas, bolígrafos, libros y CDs, para las más sofisticadas computadoras y smartphones. “Muchos de estos, si llegan a quedar enterrados en el estrato, pueden ser preservados en el futuro geológico distante como ‘tecnofósiles’ que ayudarán a caracterizar y fechar al Antropoceno”, indicó Colin Waters, uno de los autores del estudio.

El Antropoceno es un nuevo término propuesto por algunos científicos recientemente para sustituir al Holoceno —la actual época de la Era Cuaternaria que inició aproximadamente en los 9.700 a.C.— aludiendo al importante impacto global de las actividades humanas en los ecosistemas terrestres.  Algunos consideran que este inició con la Revolución Industrial, mientras que otros postulan que más bien lo hizo con el descubrimiento de la agricultura. El gran resultado de esta era sería la tecnósfera, aquel legado de influencia humana hecho posible gracias a sus habilidades sociales y uso avanzado de herramientas, lo que lo diferenció de otros sistemas biológicos. Comparada por la biósfera, sin embargo, la tecnósfera es pobre en sistemas de autoreciclaje —como nuestros crecientes basurales lo demuestran. Esto, argumentan, podría ser una barrera para su posterior progreso o estancamiento.

 

Daniel Meza

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.

Leer también

El estudiante de doctorado del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y de la Universidad de La Laguna (ULL) Alejandro Suárez Mascareño (ASM), y sus directores de tesis, los investigadores del IAC Rafael Rebolo y Jonay Isaí González Hernández (JIGH), han descubierto un planeta del tipo supertierra, GJ 536 b, con alrededor de 5,4 masas terrestres, orbitando una estrella cercana muy brillante. El estudio ha sido aceptado en noviembre por la revista especializada Astronomy & Astrophysics e involucra investigadores de varios países. N+1 habló con ellos para conocer la importancia de su hallazgo en la búsqueda de vida extrasolar. 

¿Es posible habitar una Supertierra 6 veces más grande que nuestro planeta? [ENTREVISTA]

A inicios de mes, el 3 de noviembre, la República Popular China lanzó el primer cohete de carga pesada de su historia, el Larga Marcha-5, hito considerado el más grande de todos los avances espaciales del gigante asiático. Dicho lanzador empata la capacidad del imponente Delta-4 Heavy estadounidense, que puede enviar hasta 25 toneladas a la órbita baja de la Tierra. La misión pone al país presidido por Xi Jinping en una posición inmejorable en la carrera espacial y es una muestra más de cómo China es “con pleno derecho, la nueva gran potencia de la exploración espacial”, según el astrofísico Antonio Eff-Darwich. El académico y catedrático de la Universidad de la Laguna brindó una entrevista a N + 1 analizando alcances y potencialidades de aquel país en el referido campo.

China es, “con pleno derecho, la nueva gran potencia espacial” [ENTREVISTA]