Google firmó acuerdo con Cuba para mejorar el internet en la isla

En un nuevo aunque tímido avance en la mejora del servicio de internet cubano, Alphabet Inc. de Google firmó ayer un trato con Cuba para colocar servidores computarizados que le den mayor velocidad a los servicios de Google a la isla, un pacto que las autoridades y empresas han apurado antes de que el actual presidente estadounidense Barack Obama deje el cargo el próximo mes. Fue el propio presidente de Alphabet, Eric Schmidt, quien firmó un acuerdo en La Habana con el organismo oficial de telecomunicaciones cubano Etecsa (Empresa de Telecomunicaciones de Cuba) concluyendo meses de conversaciones.

El fin de los servidores de Google en Cuba será el dar a usuarios cubanos mayor velocidad en el acceso y uso de sus propios contenidos, como el correo electrónico Gmail o los videos de YouTube. Dicha acción es el último intento de mejorar el acceso a internet a un país de 11.2 millones de personas —y por mucho tiempo, uno de los países más aislados en términos de tecnologías de la información.

Actualmente, los móviles, puntos de WiFi y conexiones de banda ancha están incrementándose rápidamente en cuba, de acuerdo a la Cámara de Comercio Estadounidense. Unas 150 mil personas accedieron al internet diariamente el año pasado, más del doble del previo, informó aquel organismo.

Al gigante de internet le conviene acelerar la velocidad de sus servicios de internet; cuando sus servidores responden más rápidamente, los usuarios hacen más búsquedas y miran más videos de YouTube, lo que a su vez permite a la compañía vender más anuncios.

Todo esto ocurre en medio de una coyuntura incierta: el 20 de enero llega a la presidencia Donald Trump y es incierto si continuará o se echará abajo el puente emprendido por Obama para impulsar las relaciones económicas con La Habana. En campaña, el magnate manejó un discurso severo hacia el gobierno cubano y prometió dar marcha atrás a las políticas de acercamiento de la administración actual.

La visita de Schmidt a Cuba para el acuerdo que se trata en este artículo es, según apunta El País, una tácita declaración diplomática ante la cuestión cubana de una de las empresas más poderosas de la primera potencia mundial. El gobierno estadounidense y Google esperan que estos tratos signifiquen movimientos permanentes para consolidar lazos económicos y diplomáticos entre ambos países.

El intento de Google de sentar posiciones ante la llegada de Trump se suma a otros tratos como los hechos por las empresas de cruceros Royal Caribbean Cruises Ltd., Norwegian Cruise Line Holdings Ltd. y Pearl Seas Cruises, que ya tienen el permiso para viajar a la isla. Trascendió también que se espera se hagan públicos acuerdos entre el gobierno cubano y la multinacional General Electrics.

En la isla el acceso doméstico a internet es prohibido, con excepción de algunos profesionales como periodistas o académicos con permisos excepcionales. La red solo alcanza a un 5% de la población y está concentrado en los principales centros urbanos. Desde el 2015, el gobierno colocó puntos de acceso WiFi en lugares públicos donde la gente se puede conectar pagando dos dólares por hora, un coste elevadísimo si se le compara con los sueldos mensuales de los cubanos. Se espera que a inicios del próximo año se pruebe un proyecto piloto de instalación internet en domicilios de la Habana Vieja.

 

Daniel Meza

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.