Descubren fuente del misterioso y aterrador sonido en la Fosa de las Marianas

Los misteriosos sonidos cuyo origen no era humano o geológico y que seguían siendo un enigma para la ciencia hoy, se sabe, provienen de unas de las más majestuosas criaturas marinas. Se trata del llamado jamás oído de unas ballenas barbadas, registrado en la Fosa de las Marianas, en el Pacífico Noroccidental.

Este es el punto más profundo de la corteza terrestre, donde el océano se hunde a casi 11 km. Precisamente ahí fue grabado el sonido, que dura hasta 3,5 segundos, en varias ocasiones desde el otoño de 2014 hasta la primavera de 2015. El llamado tiene frecuencias que van desde los 38 hercios (similar a una nota de bajo casi imperceptible) y hasta los 8.000 (un zumbido agudo).

Sharon Nieukirk, de la Universidad Estatal de Oregón, y sus colegas dijeron que el sonido no es similar a los de fuentes sísmicas y barcos. Tampoco se asemeja a los de fuentes geofísicas como movimientos de hielo y telúricos, así como la lluvia y el viento.

Por ello, el equipo de científicos ha propuesto que la fuente es de naturaleza biológica y que podría tratarse de un nuevo llamado de ballenas que no se ha identificado antes.

Los resultados de la investigación acaban de ser publicados por la revista de la Sociedad Acústica de América y lograron arribar a la conclusión luego de oír los sonidos de llamado que ballenas minke enanas, un tipo de ballenas barbadas, habían producido años antes en la Gran Barrera de Coral en Australia.

En 2001, el científico oceánico Jason Gedamke grabó a un grupo de estos especímenes y el sonido de su llamado fue bautizado como el sonido "Star Wars". La llamada es una mezcla entre el golpeo de un tambor de aceite y el ruido del disparo de un arma láser.

Sobre la base de las similitudes en la frecuencia y la estructura de los dos sonidos, Nieukirk y sus colegas redactaron “un primer informe de las grabaciones de lo que creemos es una nueva llamada de una ballena barbada, muy probablemente una minke". Se trata de ballenas de más de 6 m de largo y tres a más toneladas de peso. "Se necesitan más datos, incluyendo la identificación genética, acústica y visual de la fuente para confirmar la especie y obtener información sobre cómo se utiliza este sonido", señala el documento.

El sonido fue registrado por el Hatfield Marine Science Centre gracias a un hidrófono, enviado a las profundidades de las Marianas. El supuesto llamado fue registrado a una profundidad de 3.281 pies (casi 1 km).

Nieukirk señala que incluso tras el estudio, queda responder qué naturaleza tiene el llamado, si se trata de uno de ayuda o de apareamiento, lo cual duda porque el sonido ha sido registrado varias veces en el año, y no solo en la época de apareamiento.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

 

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.