Asombrosas y espeluznantes, así son estas criaturas halladas en lo profundo del océano [FOTOS]

¿Alguna vez escucharon decir que conocemos más de la superficie de Marte que la de nuestros propios océanos? Hoy, gracias a un pescador ruso, podemos tener un atisbo de todo lo que significa esta afirmación —o mejor, de todo que puede esconderse en las profundidades marinas de nuestro planeta. Roman Fedortsov ha ido posteando una a una todas las criaturas con las que se topó en el trabajo, y la verdad que además de asombrosas, algunas de ellas son realmente aterradoras.

De hecho, con toda nuestra tecnología, solo hemos conseguido mapear menos del 0.05% del mar al nivel más detallado. Es como si tuviésemos muy cerca un nuevo planeta distinto lleno de vida, y solo conociésemos de él un área equivalente al tamaño de la isla australiana Tasmania. Residente de la ciudad portuaria de Murmansk, en Rusia, (al frente del Mar de Barents, parte del Océano Ártico), Fedortsov se animó a ir un poco más allá y fotografió cada una de las criaturas atrapadas en sus redes durante sus periplos que llegaron hasta la costa de Marruecos. A continuación, te mostramos algunas de ellas:

 

 

Los colores de estas criaturas, principalmente negro —si es que no es rojo— se deben a que son los ideales para que estos especímenes puedan ocultarse al fondo de las profundidades del mar. Ellas viven en la zona del crepúsculo del océano (conocida como la zona mesopelágica) —que se extiende entre una profundidad de 200 a 1.000 metros por debajo de la superficie.

 

 

 

 

Bajo la mesopelágica, está la zona batial, que se despliega entre los 1.000 y 4.000 metros de profundidad —donde finalmente no llega la luz solar. Esto significa que estos seres sobreviven con pizcas de luz o con nada de ella, por lo que serían totalmente invisibles en su hábitat natural. Algo similar ocurre con las especies que se ven rojas fuera de la superficie: en las profundidades no hay luz roja disponible para reflejar, y sus cuerpos absorben otras ondas de luz disponibles —viéndose oscuros allá abajo.

 

 

Estos animales, tristemente, murieron luego de ser capturadas en la red del pescador. Pero quizás sin estos sacrificios no hubiese sido posible aprender un poco más sobre la vida en la tierra. De alguna forma, el hecho entusiasmará a los investigadores a ir más abajo para estudiar a estos maravillosos seres.

Aquí, algunas más: 

 

 

 

 

Daniel Meza

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.