El Sahara y otros lugares inusitados donde cayó nieve [FOTOS]

Estamos acostumbrados a ver nieve en las grandes cordilleras o en los lugares más cercanos al Ártico o Antártida. Las clásicas postales navideñas, por lo mismo, representan el clima tradicional de las fiestas en algunos países del hemisferio norte. Pero existen otros lugares en el mundo donde es casi impensable que este tipo de precipitación esté presente, por su clima o ubicación geográfica. ¿Sabías, por ejemplo, que es posible ir a esquiar en Hawái? ¿O que podía haber nieve en el desierto del Sahara? Te mostramos una lista de lugares impensados y sus respectivas fotos en que —sin esperarlo— se produjo una ‘blanca Navidad’.

El desierto del Sahara, en Argelia
Algunas fotos del Sahara cubierto de nieve se propagaron por internet esta semana, cuando el pueblo argelino de Ain Sefra vio nevar por primera vez desde 1979. “Todos estaban impresionados de cómo la nieve caía en el desierto, en un evento rarísimo; fue increíble cuando la nieve se posó en la arena”, reportó The Independent. Las temperaturas de invierno en Ain Sefra han llegado a -1 C°, por lo que no suena a una locura hablar precipitaciones heladas como la nieve; sin embargo, hay que tomar en cuenta que estamos hablando del desierto. Las precipitaciones en esta área son bajísimas (2 mm es el promedio de diciembre), por lo que es extremadamente raro que un día excepcionalmente frío coincida con uno húmedo.

 

Hawaii, Estados Unidos
Algunos titulares recientes han llamado la atención al mostrar fotos de montones de nieve en Hawái. El impacto, de seguro, ha calado más en quienes creen que Hawái es solo playas, palmeras y volcanes echando humo. El archipiélago también tiene grandes elevaciones. La nieve de las fotos pertenece a la cima del volcán inactivo Mauna Kea, cuya altura es de más de 4.000 metros. Allí está uno de los telescopios más importantes del mundo, el Observatorio Mauna Kea. De hecho, el nombre de este volcán se traduce como “montaña blanca”, al estar cubierto de nieve varias veces en un año.

Tokio, Japón
Es común, en muchos lugares de Japón ver caer la nieve hasta la primavera. Pero Tokio no es uno de ellos: es muy raro ver nevar más de una o dos veces cada invierno…hasta 2016. Este año, quienes viven en Tokio vieron nevar por primera vez un mes más temprano que lo normal. Fue la primera vez que nevó en noviembre en 54 años. Aun así, durante la tormenta de 1962, no hubo acumulaciones importantes de nieve en el suelo como sí ocurrió esta vez, ocasionando bloqueos en las vías de comunicación y dejando, por otro lado, algunas bellas fotos. Los expertos atribuyeron el cambio a una poderosa corriente de masa de aire proveniente del Ártico.

 

El desierto de Atacama, Chile
El Sahara no es el único desierto que recibe caídas ocasionales de nieve. En julio del 2011 un satélite de la NASA captó desde arriba una imagen que mostraba cómo una capa de nieve cubría el desierto chileno. El Atacama es conocido por ser uno de los lugares más secos del mundo, con precipitaciones de entre 1 a 3 milímetros cada año. Es tan árido que la NASA lo emplea para probar sus instrumentos destinados a Marte. Aun así, el frío Antártico consiguió vencer las probabilidades desplomando las temperaturas y generando casi un metro de nieve en algunas áreas. Fue la nevada más grande en el Atacama en más de medio siglo.

 

Texas, EE.UU.

El frío ártico alcanzó al sureste de Texas en el 2004, trayendo la primera blanca navidad para muchos en aquella región. De acuerdo al Servicio Nacional del Clima, las temperaturas en aquella parte del estado no son muy extremas, pero en ese entonces llegaron a estar por debajo de cero. Los niveles de nieve variaron entre 30 a 2 centímetros.

 

Daniel Meza

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.