Restos hallados explican cómo los dinosaurios dejaron de serlo para convertirse en aves

Los restos de un grupo de Limusaurus inextricabilis hallados en lo que parecer ser fue una trampa mortal de lodo han echado nuevas luces sobre el proceso evolutivo que llevó a los dinosaurios a convertirse en aves.

Investigadores de la Universidad George Washington dieron con el descubrimiento y observaron en los vestigios que algunos especímenes perdieron los dientes en la adolescencia y ya en la etapa adulta otros no los habían recuperado, esto es, seguían careciendo de estos. El hallazgo, publicado en la revista Current Biology, explica que las edades de los dinosaurios hallados iban desde la primera infancia hasta la adultez, y en sus hocicos se mostraba el patrón de pérdida de dientes con el tiempo. El esqueleto del bebé tenía dientes pequeños y afilados, y los esqueletos adultos eran constantemente desdentados.

Ello supone un cambio radical en la forma en que se creía que los dinosaurios dejaron de tener dientes para reemplazarlos por picos, y finalmente evolucionar en aves.

El equipo de investigación estudió 19 esqueletos de Limusaurus encontrados en la provincia china de Xinjiang.

James Clark, coautor del artículo, y el profesor de biología Ronald Weintraub en el Columbian College of Arts and Sciences de la Universidad George Washington, coinciden en acotar que el hallazgo del grupo de restos es bastante raro, pero sugiere que hubo un gran cambio en la dieta de Limusaurus de la adolescencia a la edad adulta. Así, los bebés Limusaurus podrían haber sido carnívoros u omnívoros y los adultos más bien herbívoros, ya que habrían necesitado dientes para masticar carne pero no plantas.

El Limusaurus pertenece al grupo terópodo de los dinosaurios, los antepasados ​​evolutivos de las aves caracterizados por su andar bípedo y una dieta carnívora, aunque muchos de ellos se volvieron herbívoros o insectívoros en los 162 millones de años que esta especie pobló la Tierra.

Algunos de estos terópodos tuvieron plumaje, como el celurosaurio. Recientemente, un grupo de paleontólogos en Myanmar hallaron la cola de uno de estos especímenes conservada en una esfera de ámbar, evidenciando cómo fueron las primeras plumas en aparecer en la piel de estos saurios gigantes.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.