Medicamento contra el Alzheimer sirve para regenerar la dentura

Un grupo de odontólogos del King's College en Londres  ha explorado la capacidad natural del diente para repararse a sí mismo, a fin de encontrar maneras de dejar en desuso la aplicación de cementos dentales, sustancias artificiales que con el tiempo pueden erosionarse, partirse, infectarse y hasta caerse.

La restauración de la dentina perdida en lesiones o por caries se realiza rutinariamente con cementos inorgánicos a base de calcio o silicio. Estos cementos permanecen en el diente y no se degradan y, por lo tanto, el volumen mineral normal en la pieza nunca se restaura completamente.

El nuevo enfoque se centra en estimular la formación natural de la dentina reparadora a través de la movilización de células madre residentes en la pulpa dental. Ello, gracias a la inserción de  esponjas de colágeno biodegradables, clínicamente aprobadas, para administrar dosis bajas de “antagonistas de glucógeno sintasa quinasa de pequeña molécula (GSK-3)” que promueven los procesos naturales de formación de dentina.

La sustancia llega en la forma del tideglusib, un medicamento que ha sido desarrollado con éxito para combatir los síntomas del mal de Alzheimer.

Dado que la esponja transportadora se degrada con el tiempo, la dentina que el tideglusib genera reemplaza a la esponja.

La técnica, hastaa ahora, solo ha sido probada en ratones. En grietas en los dientes de estos animales, los investigadores colocaron esponjas con tideglusib y las sellaron con un adhesivo dental. Tras un par de semanas, los dientes ya se habían reparado mejor que a los que se les aplicó el cemento dental convencional: la dentina se había regenerado hasta rellenar todo el hueco.

Estos resultados y la investigación previamente hecha durante las pruebas del tideglusib auspician la posibilidad de que se conduzcan evaluaciones con humanos de esta revolucionaria técnica. Los resultados de estas pruebas se conocerían antes del fin de año.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

 

 

Suscríbete.

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.

Leer también

A inicios de mes, el 3 de noviembre, la República Popular China lanzó el primer cohete de carga pesada de su historia, el Larga Marcha-5, hito considerado el más grande de todos los avances espaciales del gigante asiático. Dicho lanzador empata la capacidad del imponente Delta-4 Heavy estadounidense, que puede enviar hasta 25 toneladas a la órbita baja de la Tierra. La misión pone al país presidido por Xi Jinping en una posición inmejorable en la carrera espacial y es una muestra más de cómo China es “con pleno derecho, la nueva gran potencia de la exploración espacial”, según el astrofísico Antonio Eff-Darwich. El académico y catedrático de la Universidad de la Laguna brindó una entrevista a N + 1 analizando alcances y potencialidades de aquel país en el referido campo.

China es, “con pleno derecho, la nueva gran potencia espacial” [ENTREVISTA]

El pasado 8 de septiembre la NASA lanzó desde Cabo Cañaveral la sonda OSIRIS-REx, con el objetivo de estudiar in situ al asteroide Bennu. Se trata de una misión crucial que traerá por primera vez muestras no contaminadas de un asteroide de tipo primitivo que podremos estudiar en detalle, con los mejores instrumentos de laboratorio que existen. Allí estuvo el Dr. Javier Licandro, Investigador Titular del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y colaborador en la referida misión de la agencia espacial estadounidense.

¿Estamos preparados ante el impacto de un mortal meteorito?