Este enjambre de mini robots puede adaptar la forma que quieras

Un grupo de investigación del grupo de Sistemas de Auto-Organización de la Universidad de Harvard presentó un método de interacción colectiva en un enjambre de robots, en el que las unidades sobrantes incluso podían abandonar el grupo. El informe fue presentado en la conferencia DARS 2016informó Motherboard.

La gestión de enjambres o manadas de robots que interactúan de forma independiente entre sí es una tarea relativamente nueva en la robótica, y por tanto, programadores de todo el mundo están constantemente experimentando con diferentes enfoques. Como regla general, el grupo de robots al inicio está totalmente desordenado, para luego reunirse en complejos patrones ocupando lugares hasta conseguir la configuración deseada. 

Sin embargo, los investigadores de la Universidad de Harvard han decidido probar un enfoque algo distinto: el enjambre de robots, originalmente unido en un cuadrante ordenado, recibe la orden, se desordena, una parte de robots “decide” que no formará parte de la nueva forma y el resto se encarga de constituir la misma.

Los investigadores usaron a los Kilobots, un enjambre de 1024 robots que se trasladan usando motores de vibración. Cada Kilobot está equipado con un fotodiodo, un indicador LED y un sensor de infrarrojos, a través del cual puede comunicarse con sus similares a una pequeña distancia de un tamaño de tres robots vecinos. Inicialmente, la información sobre la futura figura la tiene solo un Kilobot que se coloca en el centro de la matriz, pero luego los robots se comunican de forma independiente y descubren su propia ubicación y la forma final deseada. A base de todo, cada individuo define su propio papel.

Para demostrar su enfoque los autores del informe han construido varias figuras simples con su enjambre Kilobots. Para controlarlo, solo se usó iluminación desde arriba. Tras definir los robots su papel en la formación de la figura, los robots innecesarios se acercaron o alejaron de la fuente de luz, y finalmente el enjambre dejaba la forma deseada al medio de la plataforma de trabajo. 

Lo más recurrente en cuanto a enjambre o manadas de robots lo han traído aviones no-tripulados, aunque también existen precedentes en cuanto a grupos de robots organizados automáticamente. En la conferencia Uist 2016, por ejemplo, se presentó un enjambre de pequeños robots autónomos que podían recibir órdenes y cumplir tareas como transportar objetos.

 

Nikolay Voronzov

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.