Por fin sabemos cuál fue la última comida de Ötzi, el Hombre de Hielo

Paleontólogos alemanes descubrieron que lo último que el Hombre de Hielo Ötzi comió antes de su muerte fue un trozo de carne seca, informó la agencia AFP.

Ötzi es la momia más antigua encontrada en Europa y data de alrededor de 3300 a.C. Fue descubierta en 1991 por un grupo de turistas en los Alpes del Tirol a una altitud de 3200 metros. Según los investigadores, la momia pertenecía a un hombre de 45 años de edad, cuya altura era de 1.65 m y pesaba alrededor de 50 kilogramos. Se cree que Ötzi murió por una flecha que atravesó su hombro derecho y provocó una hemorragia. Inmediatamente después de su muerte, su cadáver fue cubierto de hielo; algo que contribuyó a que resultara una momia bien conservada.

Según el análisis previo de los restos de la momia del Hombre de Hielo evidenció que unas 30 horas antes de su muerte se comió un plato de cereales y carne de venado, así como, muy probablemente, la carne de cabra montés. Más tarde, los investigadores pudieron confirmar esta suposición. No se puedo establecer, sin embargo, si el alimento estaba cocido o crudo.

Los paleontólogos alemanes analizaron las nanoestructuras de los restos de carne extraídos del estómago del hombre de hielo y estas revelaron que muy probablemente Ötzi lo comió en forma seca. “Los pedazos de comida eran grasientos y parecían tocino”, dijo el paleontólogo Albert Zink en una conferencia en Viena el miércoles 18 de enero. Por el momento, los científicos no han informado sobre los detalles del análisis y sobre los métodos utilizados.

A principios de enero un equipo de investigadores dirigido por Albert Zinc informó que pudieron encontrar en el estómago de la momia microorganismos Helicobacter pylori. Esto indicaría que Ötzi sufría de dolores en el estómago, aunque no se puede afirmar esto con total certeza ya que no se conservó la mucosa.

Anteriormente, los científicos hicieron un análisis genético de la ropa del hombre de hielo. La mayor parte del vestuario de Ötzi estaba hecha de cuero y pieles de animales domésticos que son genéticamente cercanos a los modernos. Llevaba, por ejemplo, una casaca de piel de oveja y cabra, un taparrabos de piel de oveja y unos pantalones de cabra. Además, el hombre llevaba un sombrero de piel de oso.

 

Kristina Ulasovich
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.