Las biopelículas permitirían a las bacterias de la Tierra sobrevivir en Marte

Los flujos que surgen durante los meses más cálidos en Marte (Foto: NASA / JPL - Caltech / Univ. De Arizona).

Astrobiólogos de la Universidad de Edimburgo llegaron a la conclusión de que la formación de biopelículas —cultivos de microorganismos en sustancias similares un gel— podría ayudar a las bacterias a sobrevivir a las duras condiciones marcianas. El trabajo, alojado en el repositorio biorXiv.org, además, presenta conclusiones sobre el que las biopelículas más bien secas son las que beneficiarían más a los microorganismos en el planeta rojo.

Un biofilm o biopelícula es una comunidad de microorganismos sumergida en una sustancia viscosa, mucho más resistente que los microbios aislados a las amenazas externas, como la falta de agua y el pH del ambiente. Ello se logra en gran medida gracias al rápido intercambio de información entre los habitantes de la comunidad.

En la Tierra, estos ecosistemas son comunes, pero poco sabe la ciencia aún sobre su eventual comportamiento en condiciones fuera de nuestro planeta, como en el clima extremo de Marte, con temperaturas promedio de -55° C.

Marte y su colonización parecen ser los próximos objetivos del hombre fuera de su planeta y para ello resultó de vital importancia el descubrimiento de 2015 de flujos de agua salada en la superficie marciana, con lo que, en teoría, el planeta podría albergar vida de manera similar a la de la Tierra.

Para ver si los microorganismos sobreviven en el agua marciana, los autores del trabajo sometieron a una colonia de bacterias Sphingomonas desiccabilis y otros organismos unicelulares a siete soluciones que simulan la posible composición química del fluido en el en Marte. Algunas de estas soluciones son fluidos de cloruro de carbonato alcalino, hallado en el meteorito Nakhla (que cayó en Egipto, procedente de Marte, a inicios del s. XX), otras contienen cloruro y sulfato de magnesio, y una solución era rica en percloratos de magnesio, previamente encontrados en el suelo marciano por la sonda Phoenix de la NASA.

Los astrobiólogos observaron a las bacterias durante cinco horas. Como era de esperar, sobrevivieron en soluciones de baja fuerza iónica, alta actividad de agua y un pH neutro. Cuando los organismos fueron expuestos a un medio ácido que contenía 70 veces más sal que la primera solución, perecieron. Sin embargo, los investigadores observaron que los organismos en biofilmes secados antes de ser sumergidos en el líquido, sobrevivieron por un período mucho más largo (240 minutos) que las colonias húmedas (30 minutos) y que los microorganismos aislados (10 minutos). Además, se detectó que las biopelículas secas, una vez sumergidas en agua, comenzaron a reportar el crecimiento de sus habitantes y a servir como una suerte de barrera entre ellos y el medio ambiente.

La investigación muestra que el biofilm probablemente podría de alguna manera adaptarse a las condiciones extremas del planeta. Pero no se han estudiado todavía los efectos a largo plazo en colonias microbianas en soluciones salinas y tampoco se han tenido en cuenta otras características del planeta, como su baja presión y radiación intensa por acción de los rayos solares (su atmósfera no funciona a manera de filtro como la nuestra). Sin embargo, el trabajo prueba que vale la pena seguir investigando la posibilidad de esforzarse por llevar estas colonias de bacterias al planeta en la tarea por conquistarlo.

Las bacterias cumplen importantes roles en el procesamiento de una serie de alimentos vitales en la dieta humana.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.