Un nuevo anticonceptivo masculino en gel pasó la prueba en monos

Conductos deferentes bloqueados por el gel, según la representación del dibujante.

 

Científicos de los Estados Unidos informaron de la exitosa prueba en monos del anticonceptivo masculino Vasalgel. Los resultados, especificaciones y conclusiones sobre el nuevo método fueron publicados en la revista Basic and Clinical Andrology.

Hasta ahora, la anticoncepción masculina estaba reducida al uso preservativo (que ofrece una buena, pero no completa protección) o a la vasectomía, la intersección quirúrgica del conducto deferente. Esta intervención conlleva a la incapacidad de concebir, aunque ya es posible realizar una cirugía para restablecer el ducto (que no siempre resulta exitosa). Es por ello que varias decenas de científicos han estado en la búsqueda de proveer a los hombres de una contracepción efectiva, mínimamente traumática y fácil de revertir.

Pero los científicos del citado estudio tienen sus esperanzas puestas en el uso de geles biocompatibles como el nuevo y mejor método anticonceptivo para los hombres. Dichos geles se introducen por inyección en los conductos deferentes para bloquear o tapar de manera efectiva la salida del semen. Además, un mecanismo hipotético de acción podría estar en la destrucción de la membrana de los espermatozoides por acción de descargas eléctricas en las moléculas del gel. En caso de necesidad, el gel se puede lavar del conducto mediante la inyección de un disolvente.

Este método de anticoncepción se llama RISUG (Reversible inhibition of sperm under guidance, en español, Inhibición reversible de esperma bajo guía), y fue desarrollado por el investigador indio Sujoy Guha. Su preparación de copolímero de estireno con anhídrido maleico está en fase III de ensayo clínico en la India. La preparación de Vasalgel se ha desarrollado gracias a la ONG estadounidense Parsemus Foundation. Previamente, en pruebas preclínicas en conejos, este producto demostró una efectividad del 100%, así como su reversibilidad.

En una siguiente etapa de prueba, un equipo conformado por investigadores de la Universidad de California y de Parsemus Foundation, utilizó Vasalgel en dieciséis monos adultos machos. Después de una semana, estos volvieron a sus jaulas al aire libre, cada una con tres a nueve hembras con las que los monos tuvieron crías antes. Todos los machos pasaron al menos una temporada de celo con las hembras, y siete de ellos, hasta dos años. 

Durante el tiempo de la observación investigación, ninguna de las hembras resultó preñada. La única complicación significativa del procedimiento ha sido la introducción incorrecta del gel a uno de los machos, lo que llevó a la formación de granulomas (una proliferación focal del tejido conectivo en respuesta a una inflamación crónica), y que necesitó de una vasectomía unilateral. Las pruebas sobre el lavado del gel se llevarán a cabo en una siguiente fase de la investigación.

A parte de la barrera física (impidiendo la entrada de esperma en el tracto genital femenino), se están desarrollando métodos farmacológicos de anticoncepción masculina con diferentes mecanismos de acción (hormonales, metabólicos y otros). Algunos de ellos llegaron a distintas fases de pruebas preclínicas y clínicas, pero ninguna ha sido aceptada para su aplicación.

Una nueva tendencia para los anticonceptivos masculinos fue desarrollada por investigadores estadounidenses que descubrieron un mecanismo de acción del espermatozoide al que denominaron “cambio de velocidad”, y que se activa por la presencia de la progesterona del óvulo. Los fármacos que actúen de manera selectiva sobre este mecanismo pueden convertirse en anticonceptivos eficaces tanto para hombres como para mujeres.

 

Oleg Lishuk

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.

Leer también