Descubren impensado puente de estrellas en las Nubes de Magallanes

Un equipo internacional de astrónomos ha encontrado entre las Nubes de Magallanes —galaxias enanas del Grupo Local de galaxias, una más pequeña que la otra— una cadena casi continua de estrellas. Esto fue posible gracias a la misión del telescopio espacial Gaia. El hallazgo ayudará a aclarar cuál es la trayectoria en la que las galaxias enanas se mueven alrededor de la Vía Láctea, así como su evolución en el vecindario —se sabría así cuándo se acercaron por primera vez a nuestra galaxia.

Un estudio publicado en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society da cuenta del hallazgo. A pesar de su proximidad a la Tierra, de la evolución de estas galaxias enanas poco se sabe. Todavía no está claro en qué punto estaban ligadas gravitacionalmente a la Vía Láctea, así como cuál era su masa real y cuándo se dividieron en dos objetos.

Una manera de descubrir los detalles de la evolución de las nubes es seguir el rastro de estrellas recién descubierto y que han quedado regadas en el espacio atraídas por las fuerzas gravitatorias de la Vía Láctea o de las propias nubes. Aunque la ciencia suponía que estas estrellas existían y de alguna manera enlazaban a ambas nubes, hasta ahora no habían sido advertidas por la ciencia.

Los autores del trabajo utilizaron los datos del Gaia para explorar el entorno de las Nubes de Magallanes. Los científicos buscaban datos variables RR Lyrae, un tipo de estrellas variables que la astronomía utiliza como indicadores de distancias.  

Observando su brillo y períodos de pulsación se puede establecer con gran precisión la distancia entre ellas. Después de analizar su distribución, los científicos encontraron un puente de estrellas entre las galaxias. Según los autores del trabajo, consta de dos corrientes estelares: una entre la nube grande y la menor, y la otra probablemente desde la Vía Láctea hacia la Gran Nube de Magallanes.

Los astrónomos compararon las observaciones con los datos de la simulación por ordenador. Observaron que la mayoría de las estrellas del puente retiraron de la Nube Magallánica Pequeña hace 200 millones de años, cuando aún era una con la mayor.

El puente, de acuerdo con los cálculos, tiene una extensión de 43.000 años luz.

Gaia —la nave espacial, que lleva el par de telescopios— proporciona imágenes en alta resolución, comparables a las del telescopio Hubble. Sin embargo, en contraste con este, Gaia tiene un ángulo de visión mayor, que proporciona una cobertura más completa del cielo.

 

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.