El primer paso para clonar un mamut estaría a solo un par de años

El genetista George Church, de la Universidad de Harvard, ha anunciado en una entrevista al portal científico New Scientist que cree que estar a solo dos años de crear un embrión híbrido de mamut lanudo.

Su misión es desarrollar un feto y, finalmente, un ejemplar vivo de la especie que pisó la Tierra hasta hace poco más de 9.600 años. Pero ver este animal entre nosotros está aún más lejos que los dos años propuestos para la llegada del embrión.

La base para la creación del embrión es el genoma del elefante asiático, el pariente evolutivo vivo más cercano al mamut lanudo, al cual ya se le han practicado 45 ediciones del ADN para acercarlo a la especie. Pero el equipo de Church aún está agregando rasgos genéticos clave de la especie desaparecida, como pelo largo y peludo, las capas gruesas de grasa y sangre adaptada al frío, al genoma base.

"La lista de ediciones necesarias determina las características que contribuyen al éxito de los elefantes en ambientes fríos y tienen que ver con orejas pequeñas, grasa subcutánea, cabello y sangre", afirma el líder del proyecto. El científico añade que una vez completada la edición se pasaría a producir el embrión híbrido, similar al de un elefante pero con un puñado de rasgos genéticos del mamut.

En un sentido estricto, el proyecto de Church es el de la clonación del mamut, empresa complicada: poco más de 20 especies animales han sido clonados con diversos grados de éxito por la ciencia. La mayoría, ganado vacuno.

El caso de los elefantes asiáticos y su uso en la clonación es cuestionado, en la medida en que esta especie están en peligro, con poco menos de 50.000 ejemplares vivos, principalmente en el sudeste asiático. Por ello, asegura Church a New Scientist, el científico espera lograr desarrollar fetos en el laboratorio, sin necesidad de emplear un sustituto vivo; el problema con ello es que la tecnología necesaria para ello no existe aún. Por ello el científico aún se muestra escéptico sobre el éxito final de su proyecto.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.

Leer también

Blog/Memorias del futuro

Juan Manuel Robles

Escritor y periodista

¿Recuerdan la canción “We are de champions”, de Queen? Por supuesto que la recuerdan. ¿Recuerdan cómo termina? Es posible que estén pensado “of the world”. Si esa es su respuesta, no necesito preguntarlo: apostaría a que están absolutamente seguros de ello. Sin embargo, cuando oímos la grabación original de Queen nos encontraremos con una sorpresa.

Efecto Mandela: teorías paranormales en los tiempos de Donald Trump

A inicios de mes, el 3 de noviembre, la República Popular China lanzó el primer cohete de carga pesada de su historia, el Larga Marcha-5, hito considerado el más grande de todos los avances espaciales del gigante asiático. Dicho lanzador empata la capacidad del imponente Delta-4 Heavy estadounidense, que puede enviar hasta 25 toneladas a la órbita baja de la Tierra. La misión pone al país presidido por Xi Jinping en una posición inmejorable en la carrera espacial y es una muestra más de cómo China es “con pleno derecho, la nueva gran potencia de la exploración espacial”, según el astrofísico Antonio Eff-Darwich. El académico y catedrático de la Universidad de la Laguna brindó una entrevista a N + 1 analizando alcances y potencialidades de aquel país en el referido campo.

China es, “con pleno derecho, la nueva gran potencia espacial” [ENTREVISTA]