El nuevo buque insignia de Blackberry mantiene vivo el tradicional teclado [VIDEO]

Desapercibidos para algunos en medio de la marea de altisonantes lanzamientos como los de Nokia, LG y Huawei, la canadiense Blackberry y la fabricante china TCL anunciaron su presencia en la competencia por el mercado de smartphones con atractivo modelo, el BlackBerry KeyOne, acaso uno de los más interesantes equipos que la marca ha producido desde el inicio de esta sociedad.

El equipo posee un acabado muy estético, de aluminio tallado y cubierto en Gorilla Glass 4 por delante, su pantalla LCD tiene 4.5 pulgadas y una altísima resolución de 1620 x 1080 –característica de un móvil de alta gama. Su cámara tiene 12 megapíxeles y usa un sensor de Sony con un tamaño de píxel de 1.55μm. 

Lo más interesante, sin embargo, está en la decisión de las firmas detrás de mantener con vida al teclado QWERTY en un mundo que ha sido conquistado por las pantallas táctiles. Una decisión arriesgada, si se toma en cuenta que su última apuesta como empresa independiente de hardware fue el también equipado con teclado Priv. Comparte también las características de ser sensible al toque, se puede subir y bajar pasando el dedo por el teclado sin tocar la pantalla, se puede asignar atajos a las letras (“F” para Facebook, por ejemplo) y no se necesita más que tipear la búsqueda para activar automáticamente el motor de Google. Adicionalmente, cuenta con un sensor para la huella digital en su barra espaciadora.

Si bien el uso de las teclas produce una sensación gratificante (el material es liso y presionar los botones resulta agradable y hasta nostálgico), no parece particularmente seductora la idea de volver a los atajos, algo que precisamente fue suplantado por los íconos de las pantallas más grandes –eso sí, a menos que seas un amante de los gadgets retro.

Por otro lado, el Keynote cuenta con un procesador Snapdragon 625 que, si bien no es el más rápido, alega ser muy eficiente en cuanto al uso de energía. Sus promotores afirman que dura más que otros sistemas con Android. Además, las firmas han querido enfocarse más en la seguridad: ofrecen descargas de Google par ocuparse de ello cada mes, y ofrecen por defecto una aplicación llamada BlackBerry DTEK que controla el estatus del teléfono, analiza sus niveles de seguridad, entre otras funciones de monitoreo. El móvil costará 549 dólares, más barato que el Priv, su antecesor, pero acercándose a los precios de pesos pesados en el mercado. Solo el tiempo dirá si existe el público que no quiere dejar el pequeño y entrañable teclado. 

 

Daniel Meza
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter

 

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.