Toyota presenta la segunda versión del Lexus no-tripulado

El Instituto de Investigación Toyota (TRI) desarrolló la segunda versión del automóvil no tripulado de la compañía automotriz. La presentación tuvo lugar en la competencia Prius Challenge en Sonoma, California, informó TechCrunch

Son varios los fabricantes interesados en la producción de vehículos no tripulados. Sin embargo, los automóviles producidos en serie carecen de los sensores indispensables para la implementación del sistema de control, por lo que los fabricantes se ven obligados a diseñar vehículos de prueba para desarrollar esta tecnología a nivel de hardware y software. El primer Lexus no tripulado fue presentado en la CES 2013. En esta ocasión, Toyota presentó oficialmente su segunda versión. La compañía calcula que para el 2020 habrá concluído con el diseño de este tipo de vehículos y los tendrá listo para una producción masiva. 

El sistema de control del nuevo Lexus se sostiene en la lectura de los sensores, así como en la visión y los métodos de aprendizaje por computadora para desplazarse por las calles sin la necesidad de tener un mapa previamente preparado. Toyota ha adelantado que el diseño de estos novedosos mapas al instante se hará con el uso de módulos de GPS y cámaras instaladas en el propio vehículo, cuya información será transferida al servidor de la compañía para mayores estudios. 

Aparte de Toyota, la compañía Ford también presentó una versión actualizada de su vehículo no tripulado. La segunda generación de Fusion Hybrid lleva dos lidares (LIDAR, Light Detection and Ranging o Laser Imaging Detection and Ranging) en la parte delantera del vehículo, en vez de los cuatro que se tenía en la parte superior en el modelo anterior. Gracias a ello, el automóvil “ve” en perspectiva panorámica 180 metros, mientras que la primera versión del Fusion solo alcanzaba hasta los 60 metros. 

 

Nicolás Vorontsov
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.

Leer también

A inicios de mes, el 3 de noviembre, la República Popular China lanzó el primer cohete de carga pesada de su historia, el Larga Marcha-5, hito considerado el más grande de todos los avances espaciales del gigante asiático. Dicho lanzador empata la capacidad del imponente Delta-4 Heavy estadounidense, que puede enviar hasta 25 toneladas a la órbita baja de la Tierra. La misión pone al país presidido por Xi Jinping en una posición inmejorable en la carrera espacial y es una muestra más de cómo China es “con pleno derecho, la nueva gran potencia de la exploración espacial”, según el astrofísico Antonio Eff-Darwich. El académico y catedrático de la Universidad de la Laguna brindó una entrevista a N + 1 analizando alcances y potencialidades de aquel país en el referido campo.

China es, “con pleno derecho, la nueva gran potencia espacial” [ENTREVISTA]