En Perú llueve hasta 137 mm por hora según la NASA

La ubicación de las tormentas en el norte peruano, de acuerdo con las observaciones de la NASA (Ilustración: NASA/JAXA, Hal Pierce).

Una suerte de Fenómeno El Niño ha venido azotando este mes al Perú, cuyas autoridades han denominado a la emergencia como “El Niño costero”: a inicios de esta semana, se contaban más de 100.000 damnificados, 157.000 viviendas dañadas, 159 puentes colgantes colapsados y 1.900 kilómetros de carreteras destruidas, por la intensas lluvias y deslizamientos de tierra que han afectado a importantes ciudades en la desértica costa peruana, incluida su capital, Lima, donde vive una tercera parte de la población nacional.

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) peruano explicó a N+1 que masas de agua caliente llegadas del norte, y el debilitamiento de la corriente fría de Humboldt, que proviene del sur, han determinado las altas temperaturas y las consiguientes lluvias. Aunque el fenómeno aún no ha calificado como un El Niño global, la gravedad de lo ocurrido ha sido suficiente para atraer la atención de la agencia espacial estadounidense, NASA, que esta semana dedicó la observación de sus satélites a la situación en esta parte del Océano Pacífico.


Para ello, la NASA, en colaboración con la agencia japonesa JAXA, cuenta con la misión Medición Global de Precipitación (GPM por sus siglas en inglés), un conjunto de satélites que proporcionan datos sobre las tasas de precipitación en todo el planeta.

Cuando el satélite central del GPM voló por encima de Perú el 20 de marzo de 2017 a las 0826 UTC (4:26 am EST) identificó mediante instrumentos de microondas y radares de precipitación de doble frecuencia las principales tormentas en el noroeste peruano. Los datos del radar DPR Ku Band, del GPM, indicaron que algunos puntos caía lluvia a una velocidad extrema, superior a 137 mm por hora. Estas precipitaciones extremas se encontraron en la línea de tormentas que se extienden hacia el suroeste desde la costa peruana.

El radar de este satélite analizó además la estructura tridimensional de la precipitación dentro de las tormentas cerca y sobre el noroeste del Perú, mostrando tormentas en el Pacífico, frente a la costa peruana, con nubes en altitudes por encima de los 13 km.

La misión GPM también se alimentó de registros integrados de satélites múltiples para mostrar cómo llueve en las áreas que no están cubiertas por su red. Ello permitió generar estimaciones de las lluvias desde el Sistema de Procesamiento de Precipitación de la NASA cada media hora, las cuales fueron convertidas en una animación en el Goddard Space Flight Center de la NASA en Greenbelt, Maryland. Sobre la base de datos recolectados entre el 14 al 21 de marzo, se mostraron tormentas dispersas desarrollándose sobre Perú y Brasil, moviéndose hacia el primero, con tasas de lluvia entre 25 mm y 50 mm por hora en muchos casos.

El 18 de marzo último, el Senamhi ya había anunciado que las lluvias se intensificarían hasta el 25 de marzo en la costa norte y toda la vertiente occidental de la Sierra. Fue así que las ciudades de La Libertad, Lambayeque, Piura y Tumbes sufrieron esta semana lluvias y tormentas eléctricas. En las zonas más alejadas del mar de Piura y Lambayeque, se prevé que la lluvia supere los 150 mm por día, mientras que en las zonas costeras de Piura, Lambayeque, Tumbes y La Libertad, podría superar los 50 mm diarios.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete.

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.