Llega el “Club de la Pelea” para drones

El laboratorio MAVLab de la Universidad Técnica de Delft, en los Países Bajos, en cooperación con la policía del mismo país, organiza la competencia de drones denominada Drone Clash. Las reglas de la competencia han sido publicadas en una página especialmente creada para el evento. 

Las carreras de naves no tripuladas (drone-racing) son populares entre los modeladores de estos aparatos desde hace algún tiempo, aunque recién en 2016, en Dubai, este tipo de competencia obtuvo un estatus oficial. Los competidores participan en un formato de “carrera” en el cual los organizadores deben trazar el recorrido de la misma, con una entrada por donde deben pasar las naves con sistema FPV (first person view, o visión en primera persona) gracias a una cámara montada en la misma. Este año, los Países Bajos también se suman a las competencias de drone-racing con un formato bastante novedoso. 

Una de las características principales de la competencia Drone Clash está en el número ilimitado de drones-disparadores, pero solo uno de ellos puede tener el sistema FPV en el control remoto. Es decir, solo una persona puede dirigir un solo dron por vez, aunque los demás no tienen prohibición de volar de manera independiente, siempre y cuando lo hagan en modo autopiloto. Asimismo, cada equipo debe de tener su dron-reina, que será la que permanecerá volando hasta el final de la carrera, defendida por el resto de drones-autopilotos. 

El drone-reina debe pasar por las tres etapas de la carrera. La primera consiste en una batalla con drones enemigos, luego le sigue la etapa de la “carrera de obstáculos”, es decir, una serie de trampas anti-drones. Finalmente, los drones sobrevivientes tienes la oportunidad de atacar a la reina enemiga. 

De acuerdos a los organizadores, algunas de las trampas de la carrera serán instaladas por la propia policía, quienes también cumplirán el rol de jurado. Se espera que gracias a la participación de la policía se pueda evaluar la efectividad que tienen los distintos dispositivos existentes para neutralizar drones. Es así que el mayor puntaje no se obtiene derribando drones, sino capturando y trasladando las naves enemigas dentro de contenedores especiales. 

La inscripción al evento está abierta hasta el 1ro de mayo, con un costo de 150 euros. La competencia tendrá lugar el 4 de diciembre en hangar del aeropuerto de Valkenburg. Además de la competencia, se llevará a cabo la feria DroneClash Expo dedicada a la tecnología de neutralización de drones potencialmente peligrosos. 

Nicolás Vorontzov
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter. 

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.

Leer también

A inicios de mes, el 3 de noviembre, la República Popular China lanzó el primer cohete de carga pesada de su historia, el Larga Marcha-5, hito considerado el más grande de todos los avances espaciales del gigante asiático. Dicho lanzador empata la capacidad del imponente Delta-4 Heavy estadounidense, que puede enviar hasta 25 toneladas a la órbita baja de la Tierra. La misión pone al país presidido por Xi Jinping en una posición inmejorable en la carrera espacial y es una muestra más de cómo China es “con pleno derecho, la nueva gran potencia de la exploración espacial”, según el astrofísico Antonio Eff-Darwich. El académico y catedrático de la Universidad de la Laguna brindó una entrevista a N + 1 analizando alcances y potencialidades de aquel país en el referido campo.

China es, “con pleno derecho, la nueva gran potencia espacial” [ENTREVISTA]

El pasado 8 de septiembre la NASA lanzó desde Cabo Cañaveral la sonda OSIRIS-REx, con el objetivo de estudiar in situ al asteroide Bennu. Se trata de una misión crucial que traerá por primera vez muestras no contaminadas de un asteroide de tipo primitivo que podremos estudiar en detalle, con los mejores instrumentos de laboratorio que existen. Allí estuvo el Dr. Javier Licandro, Investigador Titular del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y colaborador en la referida misión de la agencia espacial estadounidense.

¿Estamos preparados ante el impacto de un mortal meteorito?