Dosis extremas de vitamina C son seguras para combatir cáncer

Ensayos clínicos arrojaron que es seguro administrar regularmente 800 a 1000 veces la dosis diaria recomendada de vitamina C a pacientes con cáncer de cerebro y pulmón, como estrategia potencial para mejorar los resultados de tratamientos estándar contra el cáncer.

Un trabajo publicado en Cancer Cell realizado por investigadores de la Universidad de Iowa también muestran vías por las cuales el metabolismo del hierro alterado en las células cancerosas, y no las células normales, conducen a una mayor sensibilidad a la muerte de células cancerosas causada por altas dosis de vitamina C.

Se trata de una debilidad metabólica en las células cancerosas en base a su propia producción de agentes oxidantes, logrando su afectación mediante compuestos redox activos, como la vitamina C.

Los 11 pacientes con cáncer cerebral inscritos en el ensayo de inocuidad recibieron tres infusiones de vitamina C a la semana durante 2 meses, seguidas de dos infusiones por semana durante 7 meses mientras recibían radiación y quimioterapia. El objetivo de cada infusión era aumentar la concentración de vitamina C en la sangre de un paciente a 20.000 μM, en comparación con un nivel de sangre de aproximadamente 70 μM encontrado en la mayoría de los adultos. La dosis alta es necesaria porque la vitamina C tiene una vida media de aproximadamente dos horas en la sangre humana. El tratamiento rara vez ocasionó efectos secundarios (viajes frecuentes al baño, sequedad en la boca o breves episodios de presión arterial alta).

La investigación encontró que niveles anormalmente altos de hierro activo redox en el tejido tumoral (un subproducto del metabolismo mitocondrial anormal) reaccionan a la vitamina C para formar peróxido de hidrógeno y radicales libres derivados de este. Estos dañan el ADN de las células cancerosas (sin afectar el de las normales), lo que conduce a su muerte y/o sensibilización a la radiación y la quimioterapia.

Este estudio da lugar a una segunda fase en que se busque probar si la dosis alta de vitamina C es efectiva para prolongar la vida y la calidad de vida de los pacientes sometidos a radioterapia y quimioterapia. Los investigadores están actualmente inscribiendo en las pruebas a pacientes con cáncer de pulmón en estadio 4 y pronto comenzarán a inscribir a personas con glioblastoma multiforme (cáncer de cerebro).

Ensayos anteriores probaron que con la vitamina C hubo un aumento en la supervivencia general de 4-6 meses en 11 pacientes con glioblastoma multiforme (18-22 meses) frente a la supervivencia de 14-16 meses típicamente observada con el tratamiento estándar.

El costo por paciente por encima de la facturación de seguro estándar para el protocolo de la fase II de vitamina C glioblastoma multiforme es de aproximadamente US$8.000 repartidos en 9 meses de infusiones de prueba. Este costo puede ser menor que una dosis única de algunos fármacos de inmunoterapia y / o quimioterapia.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

 

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.