Un estudio sobre el origen de los pares de fotones cuestiona la física cuántica

Investigadores de la Universidad de East Anglia (UEA) han demostrado que cuando los fotones - las partículas fundamentales de la luz - son creadas de forma emparejada, pueden surgir de diferente lugar, y no del mismo.

El estudio “Generación no localizada de pares de fotones correlacionados en la conversión descendente degenerada” de Kayn A. Forbes, Jack S. Ford y David L. Andrews se publicó en la revista Physical Review Letters.

Hasta ahora, la suposición general era que tales pares de fotones provienen necesariamente de puntos individuales en el espacio.

El equipo de la UEA estaba estudiando un proceso llamado Conversión Descendente Paramétrica Espontánea (SPDC), en la que los haces de fotones pasan a través de un cristal para generar pares de fotones entrelazados.

"Cuando los pares emergentes comparten por igual la energía de entrada, esto se conoce como conversión descendente degenerada o DDC”, señala el profesor Andrews, de la Escuela de Química de la UEA.

"Ahora, la identificación de un nuevo mecanismo deslocalizado muestra que cada par de fotones puede emitirse desde puntos espacialmente separados, introduciendo una nueva incertidumbre posicional de un origen cuántico fundamental".

El entrelazamiento de los estados cuánticos en cada par tiene aplicaciones importantes en la computación cuántica - sistemas de cómputo teóricos que podrían procesar grandes problemas de datos a velocidades increíbles - así como otras áreas de la física cuántica.

Los hallazgos también son significativos porque ponen límites a la resolución espacial. El profesor Andrews dijo: "Todo tiene una cierta 'desenfoque' cuántico, y los fotones no son las duras balas de luz que se imaginan popularmente".

 

Ana María Cervantes
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter
.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.