La actividad cerebral es más diversa bajo el influjo de drogas psicodélicas

Una investigación conjunta de científicos de las universidades de Sussex y Auckland y del Imperial College London midió la actividad neuronal bajo el influjo del consumo de drogas psicodélicas y halló una diversidad inusualmente pronunciada en la misma, de acuerdo al documento publicado por Nature Scientific Reports.  

Para ello, el equipo monitoreó con sensores en el cráneo las señales magnetoencefalográficas (MEG) de la actividad cerebral en 19 voluntarios que habían tomado ketamina, 15 que habían consumido LSD y 14 que estaban bajo la influencia de psilocibina, el compuesto psicoactivo en los hongos alucinógeno.

Se analizaron segmentos de 2 segundos de señales de un registro de 5-7 min de datos para los 15 participantes con LSD, 6-10 min datos para los 19 consumidores de ketamina y 2-5 min datos para los 14 participantes que consumieron hongos, información que fue comparada con el estado de reposo según el registro MEG.

Trabajos anteriores habían demostrado que las personas en estado de vigilia tienen patrones más diversos de actividad cerebral que las personas dormidas. Las lecturas realizadas por el equipo a quienes consumieron drogas psicodélicas muestran aún más diversidad -el nivel más alto jamás medido.

Las tres drogas arrojaron niveles inusuales de aumento de la diversidad, siendo esta más pronunciada en el caso de la ketamina, un poco más alta que el LSD y los hongos.

Además, las valoraciones subjetivas de la experiencia psicodélica —recogidas en entrevistas con los participantes— se correlacionaron fuertemente con la diversidad de señales espontáneas para la ketamina, y aunque también existieron fuertes correlaciones para psilocibina, la única correlación neurofenomenológica fuerte observada para LSD.

 Estos patrones de diversidad coinciden con declaraciones de los voluntarios que informan sobre la "disolución del ego", un sentimiento que supone la disolución de las fronteras entre uno mismo y el mundo.

Hay evidencia cada vez mayor de que las drogas psicodélicas pueden ayudar a las personas con depresión. El consumo de la planta ritual ayahuasca es una terapia alternativa en estos casos, de acuerdo con un estudio Universidad Federal de Río Grande del Norte.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.