La ‘cresta’ en el cráneo de los gorilas machos sirve para atraer hembras, confirman

Muestra del cráneo de un Paranthropus aethiopicus
Natural History Museum, London

Un equipo de antropólogos de Universidad Nacional de Australia ha descubierto que los gorilas machos tienen la cresta sagital de un tamaño significativamente mayor en comparación a las hembras. Los investigadores creen que este atributo puede ser el resultado de una selección sexual. El estudio fue publicado en el Journal of Anatomy.

La cresta sagital es una formación ósea que sobresale en la parte superior del cráneo de algunas especies de mamíferos y reptiles, y es característica tanto de los herbívoros como de los carnívoros. Entre los primates contemporáneos, esta estructura es más prominente en los gorilas, orangutanes y chimpancés machos. Hasta hace poco, se creía que el gran tamaño que tiene esta cresta se debe a la necesidad de proveer de espacio suficiente para acomodar los músculos que participan de la masticación, pero el nuevo estudio refuta esta opinión. 

Muestra de la parte superior del cráneo de un gorila macho. 
Katharine L. Balolia, Christophe Soligo, Bernard Wood, 2017/ Anatomy

El equipo de antropólogos, bajo la dirección de Katharine Balolia, identificó motivaciones adicionales que influenciaron en el desarrollo de una cresta sagital alta en orangutanes y gorilas. Ellos estudiaron el escáner en 3D de 375 cráneos de primates de distintas edades: gorilas (56 machos y 50 hembras), chimpancés occidentales (37 machos y 41 hembras), orangutanes de Borneo (54 machos y 41 hembras), y gibones de manos blancas (46 machos y 32 hembras).

Al medir los parámetros de esta muestra de cráneos, los investigadores descubrieron que la cresta sagital se presenta dos veces más prominente en los machos que en las hembras. Además, notaron que la cresta sagital de los gorilas provee de más espacio para acomodar los músculos de la masticación de los que realmente necesita para triturar sus alimentos de manera efectiva.

A diferencia de los cráneos de los gorilas y orangutanes hembras, el cráneo de los machos demuestra una correlación entre el nivel de desgaste de los dientes y el tamaño de la cresta. Por su parte, la cresta sagital de los gorilas y orangutanes machos inicia un intenso crecimiento justo después de la aparición de las muelas del juicio, lo que coincide con el desarrollo de las características sexuales y el inicio de las luchas por la dominación dentro del grupo. Al mismo tiempo, el desarrollo de la cresta en los gorilas y orangutanes hembras se inicia más temprano y continúa de manera intermitente. 

La información obtenida se alinea con una nueva hipótesis que postula que el desarrollo desigual y el excesivo del tamaño de la cresta de los gorilas machos se debe a que esta característica juega un rol importante en la competencia por el apareamiento. Una explicación alternativa para entender los resultados del presente estudio podría estar en la diferencia entre la dieta de los machos y las hembras. Sin embargo, los autores señalan que, según una investigación previa conducida por Diane Doran, hasta el día de hoy no se conocen de diferencias significativas en la composición de la dieta de los gorilas machos y hembras. 

Si el gran tamaño de la cresta sagital de los gorilas realmente se formó en el proceso de selección sexual, esto permite imaginar la intensa competencia intrasexual entre los homínidos extintos que tuvieron una cresta sagital hipertrofiada. Por ejemplo, entre los Paranthropus aethiopicus, los descendientes del género de los Australopithecus, quienes en relación a los ancestros de los humanos modernos, son un grupo hermano extinto. 

Precisamente, el cráneo del Paranthropus aethiopicus tiene la cresta sagital más desarrollada de entre todos los parientes cercanos de los humanos.  

Isabel Vlasova
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

 

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.