¿Eres zurdo? Tus señas serían menos comprendidas que las de un diestro

Glenn Gould's Hands,1956/ Paul Rockett

Un equipo de lingüistas de la Universidad de Birmingham ha descubierto que la velocidad de comprensión del lenguaje de señas del inglés británico depende de la mano dominante de la persona que ejecuta el mensaje. Así, se halló que los zurdos comprenden mejor a los zurdos; y los diestros, a los diestros. El estudio fue publicado en el journal Cognition

Existen dos componentes para la construcción de un gesto: la configuración y el movimiento. Cada gesto se coordina con una expresión facial, forma y movimiento de la boca y los labios, así como la posición del cuerpo. La configuración en los gestos de una sola mano se caracteriza por la posición de los dedos de la mano dominante; mientras que los gestos que utilizan ambas manos, por la posición relativa de ambas. Así, cuando existe una mano dominante, esta entra a formar parte activa del gesto, que se vuelve asimétrico. 

Zurdos (izquierda) y diestros (derecha) ejecutando señas para “chocolate”, “guitarra” y “mesa”. 
Freya Watkins, Robin L. Thompson, 2017/ Cognition

Los investigadores realizaron un experimento para descubrir si aquella mano que es dominante en una persona (derecha o izquierda) también afecta la velocidad de comprensión en los distintos lenguajes de señas. En el experimento participaron 43 voluntarios: 21 mujeres y 22 hombres, diestros y zurdos de 19 a 59 años. 

Durante el experimento, los investigadores mostraron a los voluntarios fotografías de sustantivos comunes, como “chocolate”, “guitarra” y “mesa”. Luego les mostraron un video donde estas palabras eran habladas por un zurdo y un diestro en el lenguaje de señas. Al ver el video, los participantes debían indicar lo más pronto posible si la seña corresponde con la imagen. 

Al final del experimento, los investigadores descubrieron que, en la mayoría de veces, tanto los hablantes zurdos como los diestros del lenguaje de señas británico responden más rápido cuando observan a un diestro ejecutar una seña con una sola mano; y más lentamente, cuando es un zurdo quien realiza el gesto con una sola mano. Sin embargo, los participantes zurdos identificaron más rápido las señas que implican el uso de las dos manos cuando estas son ejecutadas por un zurdo. De manera similar, los diestros identificaron de manera más rápida a los diestros que ejecutaban señas con las dos manos. 

Ejemplo de la secuencia de la prueba.
Freya Watkins, Robin L. Thompson, 2017/ Cognition

De acuerdo a los autores, todos los participantes comprendieron más rápido las señas más simples ejecutadas por diestros debido a que en la vida cotidiana es más frecuente encontrar a personas diestras. Sin embargo, los zurdos comprenden más rápido las señas complicadas que ejecutan los zurdos. Los investigadores explican esta tendencia con la identificación de su propia experiencia corporal en el proceso de ejecutar la seña.  

Esta asunción es consistente con la teoría motora de la percepción de habla, que postula que existe una estrecha conexión entre la percepción de los sonidos del habla y cómo estas se pronuncian por el aparato vocal. Esto se hace más evidente cuando la comprensión se hace difícil, como por ejemplo, en un ambiente ruidoso, en donde se agudiza la habilidad de “leer” los labios ajenos. 

Isabel Vlasova

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.